Saltar al contenido
Dark

ECA – Capítulo 152

20/05/2022

“Debería haberlo visto venir cuando los trabajadores comenzaron a entrar y salir del apartamento para una inspección y reparación total. Tal vez sea el nuevo propietario quien se ha ofrecido a cubrir sus gastos médicos. Pero todavía tengo que ver al dueño yo también. Sólo vi a su representante. Pero según la persona a cargo de la reparación, el propietario pronto pasará para una inspección. Creo que puedes darle las gracias cuando venga.”

Los propietarios cambiaron, no es de extrañar que el tema de sus gastos médicos se resolviera sin una gran disputa. Aunque estaba encantada con el nuevo cableado eléctrico, esperaba que no provocara un aumento en el alquiler. Mientras subía a su casa, Yuri tomó nota mental de informar a la agencia, a la que había encargado el contrato de su apartamento, sobre el nuevo dueño.

Dos semanas literalmente volaron después de eso y Yuri tenía toda su alma y mente concentrada en los últimos preparativos para su exposición. Aunque todavía no estaba en condiciones de trabajar con lápices o pinceles, se las arregló para hacer algunos trabajos ligeros como agregar toques finales o correcciones.

Mientras tanto, las tarjetas de invitación y los folletos para su exhibición habían salido bien. Y, por suerte, pudo quitarse el yeso del brazo el mismo día antes de la inauguración de su exposición.

Así que llegó a la conferencia de prensa con el vestido negro que la agencia preparó especialmente para ella.

“¿Qué es lo que estás representando de tu trabajo?” fue una de las preguntas que la saludó.

“Es mi presente, lo que dibujé”.

Presente… El tiempo que es mágicamente hermoso pero que dura solo una fracción de momento a lo largo de nuestras vidas. Aunque los recuerdos pronto se desvanecerán con el tiempo, lo que sentimos en el presente nunca morirá.

Los buenos deseos y las preguntas sobre sus planes futuros iban y venían durante la conferencia de prensa posterior a eso.

La exposición se iba a celebrar durante un total de siete días. El primer día se llevó a cabo en forma de cóctel con solo personal invitado de la agencia, reporteros y críticos. Las críticas que recibió de los críticos nunca fueron tan buenas. La mayoría de ellos pensó muy bien en el potencial que había mostrado en su trabajo. A continuación, la exposición se abrió al público a partir del segundo día. Fue todo un éxito teniendo en cuenta que esta era su primera exposición individual.

“Este es de hecho un éxito para una primera exposición individual. También estamos recibiendo muchas consultas sobre sus trabajos”.

La gerente no hizo ningún esfuerzo por ocultar su alegría ya que sus meses de arduo trabajo habían llegado a buen término. Era bastante cierto, ya que había vendido bastantes de sus obras durante la exposición. Más aún, todos ellos se vendieron a precios muy superiores a sus últimos trabajos. El dinero era bueno, pero lo que más la complacía era el hecho de que estaba obteniendo un mayor reconocimiento como artista.

Finalmente, llegó el día de clausura de la exposición y cayó un aguacero tal como lo había pronosticado el parte meteorológico. Como resultado, la sala de exposiciones parecía casi vacía. Pero luego estaba Yuri, que se tomaba su tiempo para recorrer la habitación como si quisiera grabar en su cabeza cada detalle de su primera exposición individual. La exposición significó mucho para ella, ya que era algo con lo que había estado soñando durante mucho tiempo.

Pero fue cuando estaba grabando sentimientos tan indescriptibles en lo profundo de su corazón que vislumbró la espalda de alguien que de alguna manera le resultó terriblemente familiar. Pertenecía a un hombre bastante alto, que había estado parado frente a ‘Apolo’ durante bastante tiempo.

No, no puede ser.

Estaba convencida de que era solo otro engaño resultante de su anhelo por él, ya que no era la primera vez que su propia imaginación la engañaba.

No hay forma de que él esté aquí .

Pero no importa cuánto su corazón gritara que no sería él, no fue suficiente para evitar que caminara hacia el hombre.

Al notar que se acercaba, la figura familiar le dio la espalda a ‘Apolo’. Instantáneamente, Yuri se quedó sin aliento cuando se dio cuenta de que, después de todo, él no era una ilusión. Pensando en retrospectiva, no habría sido posible que ella se equivocara en primer lugar, ya que su rostro era lo primero en lo que podía pensar cada vez que cerraba los ojos. El hombre tenía exactamente los mismos ojos, nariz y labios que el relieve.

Era él, Tae-Jun Seo, quien la estaba mirando en ese momento, pero sólo más encantador de lo que recordaba.

“¿Tae-Jun?” preguntó Yuri, aún en su desconcierto.

“Si, soy yo.”

Sintió una repentina ola de emociones arrastrándose por su pecho. Estaba completamente sin palabras, ya que nunca en sus sueños más salvajes había imaginado encontrarlo parado frente a ella aquí. Mirándola boquiabierta, Tae-jun dio un paso al frente y rompió el silencio entre ellos.

“¿Cómo has estado?”

Sintió un dolor en su corazón palpitante cuando sus palabras la hicieron jadear. No tenía idea si debía responderle o saludarlo ya que su mente estaba confundida. Después de recuperar la compostura diciéndose a sí misma que solo estaba nerviosa debido a su repentina aparición, finalmente logró sacar algunas palabras de su boca.

“¿Cómo es que eres…?”

“Bueno, estoy aquí por la exposición”.

Yuri encontró que su respuesta no ayudó en lo más mínimo a su mente confusa, ya que lo que realmente quería saber era la razón por la que él vino a su exposición… Pero en contraste con ella, que todavía parecía desconcertada, Tae-jun la miró fijamente a los ojos. sin vacilar. Luego volvió a hablar, lento pero seguro.

“He venido a empezar de nuevo con Yuri Han, otra vez “.

AtrásNovelasMenúSiguiente

 

error: Content is protected !!