Saltar al contenido
Dark

EFDD- Capítulo 05 -Agresión—Tercera parte

07/02/2022

Los chicos del lado eran todos jóvenes e inexpertos. Sin embargo, aunque todos parecían nerviosos, se mantuvieron estrictamente en sus posiciones y protegieron la casa de la familia Mo, colocando talismanes en las paredes. El sirviente llamado A-Tong ya había sido llevado al salón. Lan SiZhui tomó su pulso con la mano izquierda y apoyó la espalda de Madame Mo con la derecha. No pudo salvarlos a los dos a la vez, y estaba en una situación terrible cuando A-Tong se arrastró desde el suelo.

A-Ding exclamó: “¡A-Tong, estás despierto!”.

Antes de que su rostro tuviera tiempo de iluminarse, A-Tong levantó su mano izquierda y se agarró el cuello.

Al ver esto, Lan SiZhui hizo tapping en algunos de sus puntos de acupuntura tres veces. Wei WuXian sabía que, aunque se veían gentiles, las personas de la secta Lan tenían una fuerza en los brazos que era lo opuesto a la gentileza. Con una fuerza como esta, sería difícil para cualquiera moverse. Sin embargo, A-Tong parecía como si no sintiera nada, y el agarre de su mano izquierda se hizo más fuerte, sus expresiones parecían más dolorosas y retorcidas. Lan JingYi procedió a agarrar su mano izquierda, pero fue como romper un trozo de hierro, sin ningún efecto. Después de un momento, un crujido salió de su cuello y la cabeza de A-Tong cayó. Su cuello ya estaba roto.

¡En realidad se estranguló frente a los ojos de todos!

Al ver la situación, la voz de A-Ding vaciló: “… ¡Un fantasma! Hay un fantasma invisible aquí. ¡Hizo que A-Tong se estrangulara!”

Su tono era agudo y su voz estridente, haciendo que a todos se les helara la sangre, por lo que lo creyeron sin esfuerzo. El juicio de Wei WuXian resultó ser lo contrario: no era un fantasma feroz.

Había examinado los talismanes que eligieron los chicos; todos ellos eran defensores de los espíritus, y el Salón Este estaba literalmente cubierto de ellos. Si realmente fuera un fantasma feroz, entonces, cuando entró en el Salón Este, los talismanes habrían incinerado llamas verdes. Sin embargo, nada estaba sucediendo en este momento.

No fue culpa del grupo de niños por reaccionar demasiado lento, pero la criatura era realmente cruel. El mundo del cultivo tenía una definición estricta para la categoría de “fantasmas feroces”: tenían que matar al menos a una persona al mes y continuar con el comportamiento durante al menos tres meses. El criterio fue establecido por el propio Wei WuXian, y probablemente todavía se estaba utilizando. Era el mejor en el trato con este tipo. Para él, matar a una persona en siete días sería considerado como un fantasma feroz que mataba con frecuencia. Esta cosa mató a tres personas a la vez, y en tan poco tiempo. Sería difícil incluso para un cultivador capaz pensar en una solución de inmediato, y mucho menos para estos jóvenes que acababan de comenzar sus carreras.

Mientras pensaba, la luz de las velas parpadeó. Pasó un viento siniestro, y todas las linternas y velas en el patio y el Salón Este se apagaron.

En el momento en que las luces se apagaron, los gritos llegaron de todas partes. Todos empujaban y tiraban, queriendo escapar lo más rápido posible, tropezando y cayendo en el proceso. Lan JingYi gritó: “¡Quédate donde estás y no corras! ¡Voy a atrapar a quienquiera que corra!”

No estaba simplemente diciendo esto para alarmar a la gente. De hecho, a los seres malvados les encantaba causar problemas en la oscuridad y obtener ganancias en tiempos de problemas. Cuanto peor era el llanto y el caos, más probable era que sin saberlo atrajera el peligro. En momentos como este, estar aislado o ponerse nervioso era extremadamente peligroso. Sin embargo, todos estaban muertos de miedo, entonces, ¿cómo podrían tener oídos para palabras como esta? Después de un tiempo, el Salón Este quedó en silencio, con solo unas pocas respiraciones ligeras y débiles sollozos. Era probable que solo quedaran unas pocas personas.

En medio de la oscuridad, un fuego se encendió de repente. Lan SiZhui encendió un talismán de llamas.

El fuego del talismán de llamas no sería extinguido por vientos siniestros. Usó el talismán para encender la vela nuevamente, y el resto de los chicos fueron a consolar a los demás. Bajo la luz, Wei WuXian miró casualmente sus muñecas. Otro corte había sanado.

Después de mirar, de repente se dio cuenta de que había algo mal en la cantidad de cortes.

Originalmente, tenía dos cortes en cada una de sus muñecas. Uno sanó cuando murió Mo ZiYuan y otro sanó cuando murió el padre de Mo ZiYuan. La muerte del sirviente, A-Tong, curó uno más de los cortes. Sumándolo, solo tres cortes deberían haberse curado, siendo el último corte el más profundo y lleno de odio.

Pero, en este momento, no quedaban cortes en sus muñecas.

Wei WuXian sabía que Madame Mo era definitivamente uno de los objetivos de venganza de Mo XuanYu. El corte más largo y profundo probablemente se guardó para ella. Sin embargo, había desaparecido.

¿Mo XuanYu de repente alcanzó un punto de epifanía y dejó de lado su odio? Eso sería imposible. Su alma ya había sido sacrificada como precio por convocar a Wei WuXian. Solo la muerte de Madame Mo pudo curar la herida.

Su mirada se movió lentamente hacia la señora Mo de rostro pálido, quien recientemente se despertó y estaba rodeada por todos.

A menos que ya estuviera muerta.

Wei WuXian estaba seguro de que algo ya estaba poseyendo el cuerpo de Madame Mo. Si el ser no era un espíritu, ¿entonces qué era?

De repente, A-Ding gritó: “¡Mano… Su mano! ¡La mano de A-Tong!”

Lan SiZhui movió el talismán de llamas por encima del cuerpo de A-Tong. Efectivamente, su mano izquierda también había desaparecido.

¡Mano izquierda!

Con la velocidad del rayo, la mente de Wei WuXian se aclaró, con el ser que estaba causando estragos y los brazos izquierdos perdidos finalmente completando el rompecabezas. Rápidamente se echó a reír. Lan JingYi espetó: “¡Idiota! ¿Cómo puedes seguir riéndote en una situación como esta?” Pero, después de pensarlo dos veces, sabía que era un idiota de todos modos, así que ¿de qué servía regatear por él?

Wei WuXian tiró de su manga, “¡No, no!”

Lan JingYi estaba molesto, tirando de su manga hacia atrás, “¿Qué ‘no’? ¿No eres un idiota? ¡Dejar de perder el tiempo! Nadie tiene tiempo para prestarte atención.

Wei WuXian señaló los cadáveres del padre de Mo ZiYuan y A-Tong, que yacían en el suelo, y dijo: “Estos no son ellos”.

Lan SiZhui detuvo al furioso Lan JingYi y preguntó: “¿Qué quieres decir con ‘estos no son ellos’?”

Wei WuXian declaró solemnemente: “Este no es el padre de Mo ZiYuan, y este tampoco es A-Tong”.

Con su rostro cubierto de maquillaje, cuanto más solemne se veía, más parecía un lunático real. Sin embargo, rodeado por la tenue luz de las velas, sus palabras enviaron escalofríos a todos. Lan SiZhui miró fijamente por un segundo y preguntó a pesar de sí mismo: “¿Por qué?”

Wei WuXian exclamó con orgullo: “Sus manos. Ninguno de ellos era zurdo. Estoy seguro de eso, porque siempre me golpeaban con la mano derecha”.

Lan JingYi escupió, sin paciencia, “¿De qué estás orgulloso? ¡Mira lo complaciente que eres!”

Sin embargo, Lan SiZhui comenzó a sudar. Pensando en retrospectiva, A-Tong había usado su mano izquierda para estrangularse, y el esposo de Madame Mo también usó su mano izquierda para empujar a su esposa.

Pero, durante el día, cuando Mo XuanYu estaba causando problemas en el Salón Este, los dos se apresuraron a sacarlo de allí, ambos usando su mano derecha. Era imposible para ellos volverse zurdos de repente antes de morir.

Aunque no sabía por qué, para descubrir qué criatura era, tenían que pensar en la dirección de “manos izquierdas”. Después de que Lan SiZhui se dio cuenta de esto, se sorprendió y miró a Wei WuXian. No pudo evitar pensar, de repente diciendo esto… No parece una coincidencia.

Wei WuXian solo sonrió. Sabía que la indirecta era demasiado deliberada, pero no pudo evitarlo. Lo bueno fue que Lan SiZhui tampoco pensó demasiado en eso y pensó, de todos modos, que si el joven maestro Mo estaba dispuesto a recordármelo, probablemente no tenía malas intenciones. Sus ojos se apartaron de él, pasaron a A-Ding, que se desmayó por llorar demasiado, y se posaron en Madame Mo.

Su mirada viajó desde su rostro hasta sus manos. Sus brazos colgaban hacia abajo y en su mayoría estaban ocultos dentro de sus mangas, con solo la mitad de los dedos a la vista. Su mano derecha tenía dedos finos y rubios, sin duda los de una mujer que vivía cómodamente y nunca trabajaba.

Sin embargo, los dedos de su mano izquierda eran mucho más largos que los de su derecha. También eran más gruesos. Los nudillos estaban doblados, llenos de poder.

La mano no es de mujer, ¡era la mano de un hombre!

Lan SiZhui ordenó: “¡Agárrala!”

Unos cuantos niños agarraron a Madame Mo. Lan SiZhui dijo “disculpe” y estaba preparado para abofetear un talismán cuando la mano izquierda de Madame Mo de repente se torció de una manera absurda, apuntando a su garganta.

A menos que los huesos de uno se hayan roto, era imposible que una persona viva torciera su brazo de esta manera. Ella atacó rápidamente y estuvo muy cerca de agarrarlo por el cuello cuando, al mismo tiempo, Lan JingYi gritó “oye” y se arrojó frente a Lan SiZhui, bloqueando la mano para él.

Pasó un destello, y tan pronto como el brazo agarró el hombro de Lan JingYi, se encendieron llamas verdes en su brazo, haciendo que aflojara su agarre. Lan SiZhui escapó de la muerte y estaba a punto de agradecer a Lan JingYi por ello, cuando vio que la mitad del uniforme de este último ya se había reducido a cenizas, luciendo bastante incómodo. Lan JingYi se quitó la otra mitad de su uniforme y lo regañó, echando humo de rabia: “¿Por qué me pateaste, lunático? ¿Querías matarme?

Wei WuXian se alejó corriendo como una rata asustada, “¡No fui yo!”

Fue él. Dentro de la chaqueta del uniforme de la secta Lan, había costuras compactas de encantamientos usando hilos delgados del mismo color, incluidos para protección. Sin embargo, contra los fuertes como este, solo se puede usar una vez antes de que se vuelva inválido. Durante la emergencia, solo pudo patear a Lan JingYi y usar su cuerpo para proteger el cuello de Lan SiZhui. Lan JingYi quería regañarlo nuevamente, pero Madame Mo cayó al suelo, y toda la sangre y la carne de su rostro se drenaron hasta que solo quedó una fina capa de piel en el cráneo. El brazo masculino que no le pertenecía se le había caído de los hombros. Sus dedos se doblaban libremente, como si se estuviera estirando o haciendo ejercicio, y los latidos de sus venas eran claramente visibles.

Este era el ser malvado que la Bandera de Atracción Fantasma había atraído.

Ser desmembrado era un ejemplo clásico de una muerte angustiosa. Fue solo un poco más digno que la forma en que murió Wei WuXian. A diferencia de la situación de ser reducido a polvo, las extremidades y partes del cadáver estarían contaminadas con algo del resentimiento de la persona que murió, y querría reunirse con las otras partes y morir con un cadáver completo. Por lo tanto, idearía estrategias para encontrar las otras partes del cuerpo. Si lo encontraba, podría estar satisfecho y descansar en paz, o podría provocar más problemas. Si no podía encontrarlo, la parte del cuerpo tendría que aceptar la segunda mejor opción.

¿Cuál sería la segunda mejor opción? Tendría que arreglárselas con los cuerpos de humanos vivos.

Era como esta mano izquierda: comer la mano izquierda de una persona viva y reemplazarla. Después de drenar toda la sangre y energía de la persona, abandonaba el cuerpo y buscaba otro contenedor para el parasitismo, hasta que finalmente recogía todas las demás partes de su cadáver.

Tan pronto como el brazo hubiera poseído a una persona, moriría de inmediato. Pero, antes de que se hubiera comido toda la carne, aún podrían caminar, bajo su control, como si la persona todavía estuviera viva. Después de ser atraído, el primer contenedor que encontró fue Mo ZiYuan. El segundo era el padre de Mo ZiYuan. Cuando Madame Mo le dijo a su esposo que se fuera, él actuó fuera de lo normal y la empujó. Wei WuXian originalmente pensó que era porque estaba de duelo por la muerte de su hijo y también cansado de la arrogancia de su esposa. Ahora que lo pensaba de nuevo, no era el aspecto que debería tener un padre que acababa de perder a su hijo. No era la indiferencia de sentirse desesperada. Era una tranquilidad mortal, la tranquilidad que viene de una persona ya fallecida.

El tercer contenedor era A-Tong, y el cuarto era Madame Mo. Durante el caos de cuando las luces se apagaron repentinamente, la mano fantasma se había transferido a su cuerpo. Cuando Madame Mo murió, el último corte en las muñecas de Wei WuXian también desapareció.

Los chicos de la secta Lan vieron que, aunque los talismanes no funcionaban, la ropa sí, y todos se quitaron los abrigos para cubrirse la mano izquierda. Las capas de ropa parecían un capullo blanco. Después de un segundo, la bola de ropa blanca se encendió con un silbido, creando un infierno anormal verde. Aunque cuidaría el momento, después de un tiempo, cuando los uniformes estuvieran completamente quemados, la mano emergería de entre las cenizas. Mientras nadie miraba, Wei WuXian corrió hacia el Patio Oeste.

Los más o menos diez cadáveres ambulantes que fueron sometidos por los niños permanecieron en silencio en el patio, sellados por los encantamientos dibujados en el suelo. Wei WuXian pateó uno de los símbolos, destruyendo toda la formación. Aplaudió dos veces. De repente, con una sacudida, el blanco de los ojos de los cadáveres ambulantes se volvió hacia arriba, como si los hubiera despertado un trueno.

Wei WuXian habló: “Despierta. ¡Es hora de trabajar!”

Por lo general, no necesitaba encantamientos complejos para controlar estos títeres de cadáveres; una orden directa también funcionaría. Los cadáveres ambulantes frente a él se movieron unos pasos temblorosos. Pero, cuando se acercaron a Wei WuXian, sus piernas se debilitaron y colapsaron en el suelo, como si fueran humanos reales.

Wei WuXian lo encontró divertido y molesto. Volvió a batir palmas, esta vez más ligeras. Sin embargo, estos cadáveres ambulantes probablemente nacieron en la Villa Mo y también murieron aquí, sin haber experimentado la vida por completo. Instintivamente siguieron las órdenes del invocador, pero también se horrorizaron con el invocador, que yacía en el suelo y tenía miedo de levantarse.

Cuanto más cruel era el ser, mejor podía controlarlo Wei WuXian. Estos cadáveres ambulantes no habían sido entrenados por él y no podían resistir las manipulaciones directas de él. No tenía ningún material encima, lo que significaba que no podía fabricar herramientas de inmediato para aliviar los cadáveres ambulantes. Ni siquiera podía enredar y ensamblar partes y piezas. Las altísimas llamas verdes en el Patio Este se fueron atenuando gradualmente. De repente, Wei WuXian encontró una solución.

¿Por qué necesitaría salir y encontrar a una persona muerta con un fuerte resentimiento y una personalidad cruel?

¡No solo había uno, sino múltiples cadáveres en el Salón Este!

Corrió de regreso al Patio Este. Como la primera solución de Lan SiZhui falló, encontró una segunda. Los discípulos sacaron sus espadas y las clavaron en el suelo, haciendo una cerca de espadas. La mano fantasma se estrelló contra la valla, y gastaron toda su energía comprimiendo sus empuñaduras para que no se rompiera, sin prestar atención a quién entraba y salía. Wei WuXian entró en el Salón Este y agarró los cadáveres de Madame Mo y Mo ZiYuan, uno en cada mano, y habló en voz baja: “¡Despierta!”

En una fracción de segundo, el blanco de los ojos de Madame Mo y Mo ZiYuan apareció y comenzó a emitir los chillidos agudos y poderosos que hacen los feroces fantasmas después de volver a la vida.

En medio de los gritos, otro cadáver tembló y se arrastró hacia arriba, emitiendo el grito más bajo y débil. Era el marido de Madame Mo.

Los gritos fueron lo suficientemente fuertes y el resentimiento fue lo suficientemente fuerte. Wei WuXian sonrió, sintiéndose bastante satisfecho, “¿Reconoces la mano afuera?”

Él ordenó: “Destrózalo”.

Los tres miembros de la familia Mo salieron como tres nubes de viento negro.

El brazo izquierdo fracturó una de las espadas, y estaba a punto de romperse, cuando tres crueles cadáveres sin brazo izquierdo se le acercaron.

Además de no poder desafiar la orden de Wei WuXian, la familia también odiaba a la criatura que los mató y dejó escapar su ira en la mano fantasma. El principal atacante fue, sin duda, Madame Mo. Debido a que los cadáveres femeninos a menudo eran especialmente feroces después de ser modificados, su cabello estaba suelto y sus ojos inyectados en sangre. Con uñas que se multiplicaban en longitud, espuma acumulada en las comisuras de su boca y gritos que eran suficientes para levantar el techo, parecía extremadamente loca. Detrás de ella siguió Mo ZiYuan, quien cooperó con ella y usó tanto sus dientes como sus manos. Su padre estaba al final, cubriendo los espacios entre los ataques de los otros dos cadáveres. Los muchachos que luchaban se quedaron mudos de asombro.

Solo habían visto estas batallas entre múltiples cadáveres feroces en libros y rumores, y todos se quedaron boquiabiertos cuando vieron la escena salpicada de sangre por primera vez, incapaces de desviar la mirada. Todos pensaron que era… ¡Absolutamente emocionante!

Los tres cadáveres y la mano estaban en medio de una dura batalla, cuando Mo ZiYuan se apartó abruptamente del camino. El área de su abdomen fue atacada por la mano, causando que se derramaran algunos trozos de sus intestinos. Cuando Madame Mo vio esto, gritó sin cesar y protegió a su hijo detrás de ella. Sus ataques eran más violentos, la fuerza de sus dedos casi comparable a la de las armas de acero y hierro. Pero, Wei WuXian sabía que estaba siendo dominada gradualmente.

¡Incluso tres cadáveres crueles que murieron recientemente no pudieron someter este solo brazo!

Wei WuXian estaba observando atentamente la batalla. Su lengua estaba ligeramente curvada, reprimiendo un silbido agudo dentro de sus labios, preparándolo para dejarlo salir. El silbato podría evocar aún más hostilidad en los crueles cadáveres, lo que podría cambiar las tornas. Entonces, sin embargo, sería difícil asegurarse de que nadie supiera que fue obra suya. En un abrir y cerrar de ojos, la mano se movió como un rayo, rompiendo despiadadamente y con precisión el cuello de Madame Mo.

Al ver que la familia Mo se acercaba a la derrota, Wei WuXian se preparó para hacer sonar el silbato que reprimió bajo la lengua. Al mismo tiempo, los ecos de dos rasgueos en un instrumento de cuerda llegaron desde muy lejos.

El sonido parecía haber sido tocado por un humano. El timbre era etéreo y claro, con los escalofríos desolados de los pinos azotados por el viento. Las criaturas que luchaban en el patio se pusieron rígidas al escuchar el sonido.

Instantáneamente, los chicos de la secta GusuLan comenzaron a sonreír, como si hubieran nacido de nuevo. Lan SiZhui se limpió la sangre de la cara y levantó la cabeza, exclamando felizmente: “¡HanGuang-Jun!”

Tan pronto como escuchó los dos rasgueos lejanos de la cítara, Wei WuXian se dio la vuelta y comenzó a irse.

Llegó el sonido de otro rasgueo. Esta vez, el tono era más alto, atravesando el cielo con algunos grados de amargura. Los tres crueles cadáveres retrocedieron y se cubrieron una oreja con la mano derecha. Sin embargo, era imposible bloquear el Tono de Erradicación de la secta GusuLan por medios como este. Acababan de retroceder unos pasos, y un ligero estallido salió de sus cráneos.

Debido a que el brazo acababa de soportar una dura pelea, después de escuchar el sonido de las cuerdas nuevamente, instantáneamente cayó al suelo. Aunque los dedos todavía se estremecían, el brazo no podía moverse.

Después de un breve momento de silencio, los chicos no pudieron evitar animar en voz alta, celebrando la alegría de sobrevivir al incidente. Habían luchado durante la emocionante noche y finalmente había llegado el refuerzo de su secta. Incluso si serían castigados por razones como “ser descortés y hacer ruido es perjudicial para la reputación de la secta”, no les importaba.

Después de saludar a la luna, Lan SiZhui de repente se dio cuenta de que alguien había desaparecido. Tiró de Lan JingYi, “¿Dónde está?”

Lan JingYi estaba absorta en el acto de regocijo, “¿Quién? ¿Cuál?”

Lan SiZhui respondió: “Joven maestro Mo”.

Lan JingYi dijo: “¿Hmm? ¿Por qué buscas a ese lunático? Quién sabe a dónde se escapó. Probablemente esté asustado por mis amenazas de golpearlo.”

“…” Lan SiZhui sabía que Lan JingYi siempre había sido descuidado y directo, sin pensar dos veces en nada ni sospechar de nadie. Pensó: esperaré a que venga HanGuang-Jun y luego le contaré todo.

La Villa Mo todavía estaba dormida, pero era difícil saber si era un sueño real o falso. Aunque la pelea de cadáveres fue una masa de sangre y sangre, los aldeanos no se despertaron temprano en la mañana para mirar. Después de todo, incluso los transeúntes tenían que elegir en qué eventos aparecer. Uno que involucraba muchos gritos definitivamente no era el tipo más seguro.

Wei WuXian eliminó toda evidencia de la formación de sacrificio en la habitación de Mo XuanYu lo más rápido que pudo y salió corriendo por la puerta.

Desafortunadamente, la persona que vino era de la secta Lan, pero aún más desafortunadamente, ¡era Lan WangJi!

Esta era una de las personas que había peleado con él antes, por lo que debería retirarse rápidamente. Tenía prisa por encontrar una montura, cuando pasó por un patio y vio una gran piedra de molino adentro. Un burro estaba atado al asa, mordiéndose la boca. Cuando lo vio atropellar precipitadamente, pareció sorprendido y lo miró de reojo como si fuera una persona real. Wei WuXian hizo contacto visual con él durante un segundo e inmediatamente se conmovió por la minúscula cantidad de desprecio en sus ojos.

Trató de agarrar la cuerda y tirar de ella, pero el burro se quejó haciendo unos ruidos fuertes. Por lo tanto, Wei WuXian tuvo que usar tanto sus palabras como su fuerza para engañarlo y llevarlo a la carretera. Cuando amaneció en el horizonte, se dirigieron al camino principal.

AtrásBLMenúSiguiente

 

 

error: Content is protected !!