Saltar al contenido
Dark

EFDD – Capítulo 21: Satisfacción—Tercera parte

06/03/2022

Wei WuXian respondió: “Eh, ¿entonces hay un ser malvado que come humanos allí?”

Habiendo oído hablar de al menos miles de leyendas como esta y matado al menos a cientos de ellas con sus propias manos, lo encontró algo aburrido. El charlatán continuó, su voz subiendo y bajando, “¡Así es! Se dice que, en el bosque de la cresta, hay un ‘castillo devorador de hombres’ con monstruos que se alimentan de los humanos que viven dentro. Los monstruos devorarán a cualquiera que se aventure en su interior sin dejar una sola miga. No se pudieron encontrar cadáveres, ¡no hubo una sola excepción! Da miedo, ¿no?”

No es de extrañar que Jin Ling también haya venido aquí. Incapaz de reprimir a la diosa consumidora de almas en la montaña Dafan, definitivamente vino por el monstruo en Xinglu Ridge nuevamente. Wei WuXian exclamó: “¡De hecho, da miedo! Pero, si no quedó nada atrás, y no se pudieron encontrar cadáveres, ¿cómo se puede saber que fueron comidos?”

Después de una pausa, el charlatán respondió: “Claro que alguien lo vio”.

Wei WuXian expresó su admiración: “Pero, antes de esto, ¿no dijiste que cualquiera que se aventure dentro sería devorado sin dejar migajas, sin excepción? Entonces, ¿quién diablos podría haber iniciado esta leyenda? ¿Qué tan poderosos tendrían que ser, habiendo vivido para contarlo después de ver este tipo de escena?”

“…” El charlatán, “Así dice la leyenda. ¿Cómo puedo saber?”

Wei WuXian, “Entonces, ¿sabes cuántas personas fueron devoradas en Xinglu Ridge? ¿Cuándo se comieron? ¿Sus edades? ¿Su género? ¿Cuáles eran sus nombres? ¿Dónde vivían?”

El charlatán, “No sé”.

Wei WuXian, “¿Qinghe es un sabelotodo? ¿Eh?”

El charlatán recogió su canasta con furia, “¡Las leyendas no tenían este tipo de información!”

Wei WuXian se rió, “No, no, no te vayas todavía. Déjame preguntarte algo más. ¿Es Xinglu Ridge una parte de la región de Qinghe? ¿No es Qinghe el área de la Secta Nie? Si realmente hay monstruos deambulando por Xinglu Ridge, ¿por qué lo ignoran?”

Para su sorpresa, esta vez el charlatán no volvió a responder “No sé”. En cambio, una mancha de desdén apareció en su rostro, “¿La Secta Nie? Si fuera la Secta Nie de entonces, definitivamente no sería ignorada. Antes del segundo día de la aparición de la leyenda, la Secta Nie habría asaltado donde vagaban los monstruos a la vez, de la manera más resuelta posible. Pero, ¿no es el líder de la secta de la Secta Nie ahora, je, ese ‘sacudidor de cabezas’?”

El líder de la secta QingheNie solía ser ChiFeng-Zun, Nie MingJue. Después de que su padre, el último líder de la secta, fue ultrajado hasta la muerte por el líder de la Secta QishanWen, Wen RuoHan, se hizo cargo de la Secta Nie antes de llegar a los veinte años, haciendo todo de manera directa y contundente. También fue hermano jurado de ZeWu-Jun, Lan XiChen y LianFang-Zun, Jin GuangYao. Después de la Campaña Sunshot, la Secta Nie era bastante poderosa con él a la cabeza, su influencia casi alcanzaba la de la Secta LanlingJin. Pero, después de una desviación de qi, murió frente a los ojos del público, por lo que la siguiente persona en la fila para el puesto de líder de la secta debe haber sido su hermano menor, Nie HuaiSang. Wei WuXian preguntó: “¿Por qué se le llama el ‘sacudidor de cabezas’?”

El charlatán, “¿No sabes la historia detrás de esto? No importa lo que otras personas le pregunten al líder de la secta Nie, si él no lo sabe, no dirá nada; si lo sabe, está demasiado asustado para decir algo. Si le preguntas con demasiada dureza y lo obligas, sacudirá la cabeza una y otra vez, diciendo mientras llora: ‘¡No sé, no sé, realmente no sé!’ Luego le rogaba al otro que lo dejara ir. ¿No es obvio por qué se le llama el “sacudidor de cabezas”?

En el pasado, Wei WuXian y Nie HuaiSang estudiaron juntos, por lo que había algunas cosas que podía comentar sobre esta persona. Nie HuaiSang no era una persona desagradable. No era que no fuera inteligente, sino que su corazón estaba puesto en otra parte y usaba su inteligencia en otras áreas, como pintar en abanicos, buscar pájaros, faltar a clases y pescar. Debido a que su talento en términos de cultivo era realmente pobre, formó su núcleo alrededor de ocho o nueve años más tarde que los otros discípulos de la misma generación que él. Cuando vivía, Nie MingJue a menudo se exasperaba por el hecho de que su hermano no cumplía con sus expectativas, por lo que lo disciplinó estrictamente. A pesar de esto, todavía no mejoró mucho. Ahora, sin su hermano mayor protegiéndolo y supervisándolo, bajo su liderazgo, la Secta QingheNie decayó día a día. Después de crecer, especialmente después de convertirse en el líder de la secta, a menudo estaba preocupado por todo tipo de asuntos que no le eran familiares y buscaba ayudantes en todas partes, principalmente los dos hermanos jurados de su hermano. Un día iría a la Torre Jinling para quejarse con Jin GuangYao, y al día siguiente iría al Castillo de Nubes para quejarse con Lan XiChen. Con los dos líderes de las sectas Jin y Lan apoyándolo, apenas logró asentarse en la posición de líder de la secta. Hoy en día, cada vez que las personas mencionan a Nie HuaiSang, aunque no dicen nada en la superficie, la misma frase está escrita en sus rostros: bueno para nada.

Al recordar las cosas que sucedieron en el pasado, no pudo evitar suspirar.

Después de que Wei WuXian terminó de preguntar sobre Xinglu Ridge, todavía ayudó al negocio del charlatán comprando dos compactos de colorete. Los metió en su ropa y caminó de regreso a Lan WangJi. Este último todavía no parecía tener ninguna intención de pedir que le devolvieran la bolsa. En silencio, caminaron juntos hacia la dirección que el charlatán señalaba.

Había un gran bosque de cedros en Xinglu Ridge, con un amplio sendero entre la sombra de los árboles. Después de un rato de caminar, no encontraron nada fuera de lo habitual. Independientemente, al principio, no tenían grandes esperanzas de todos modos, y solo vinieron aquí por si acaso. Si una leyenda aterradora de cualquier área fuera cierta, definitivamente habría información detallada. En la montaña Dafan, donde acechaba la diosa consumidora de almas, fue fácil averiguar dónde vivían las víctimas y cuáles eran sus nombres, incluso el apodo del prometido de A-Yan. Pero, si el charlatán no estaba seguro de los nombres y detalles de las víctimas, lo más probable es que se tratara de un caso de rumores exagerados.

Después de un poco menos de una hora, finalmente encontraron un contratiempo. De delante venían siete u ocho figuras, tambaleándose hacia ellos. Sus ojos eran blancos y vestían ropa harapienta, pareciendo como si incluso una brisa ligera fuera suficiente para soplarlos. Con su velocidad extremadamente lenta, era fácil ver que eran un grupo de cadáveres ambulantes del nivel más bajo posible.

Este tipo de cadáveres no solo fueron intimidados entre sus compañeros, si se encontraban con un humano ligeramente fuerte, uno podría patearlos; si se encontraban con un niño un poco rápido, pronto serían superados por unas pocas cuadras. Incluso si la víctima fue extraordinariamente desafortunada y le extrajeron algunos tragos de energía yang, no moriría de todos modos. Aparte de lo horribles que se veían y olían los cadáveres, no eran amenazantes en absoluto. Y así, si aparecían durante una cacería nocturna, la mayoría de los mayores simplemente los ignoraban y los dejaban para los jóvenes. Esto siguió la misma lógica que cazar tigres y panteras en lugar de ratas.

Al verlos acercarse, Wei WuXian supo que algo iba a salir mal y volvió a esconderse detrás de Lan WangJi. Como había esperado, cuando estos cadáveres ambulantes se tambalearon a unos veinte metros por delante de ellos, cuando vieron a Wei WuXian, estaban tan aterrorizados que inmediatamente dieron la vuelta para retirarse, su velocidad dos o tres veces más rápida que cuando llegaron. Wei WuXian se frotó las sienes, se dio la vuelta y habló con voz temerosa: “¡Vaya, HanGuang-Jun, eres genial! ¡Estaban tan asustados cuando te vieron que huyeron de inmediato! Ja ja.”

Lan WangJi se quedó sin palabras.

Wei WuXian lo empujó mientras se reía, “Vamos, vamos. Salgamos de esta cresta. No creo que haya otros monstruos. La gente aquí es tan chismosa que algunos cadáveres andantes inútiles se convirtieron en monstruos despiadados en sus bocas. Cosas como el ‘castillo devorador de hombres’ también deben haber sido fabricadas. Qué desperdicio de esfuerzos, ¿no crees?

Lan WangJi solo comenzó a caminar después de algunos empujones más de él. Antes de que Wei WuXian lo alcanzara, una serie de ladridos salvajes llegaron repentinamente desde muy lejos en el bosque de cedro.

La cara de Wei WuXian cambió instantáneamente. Se movió detrás de Lan WangJi a la velocidad del rayo y se puso en cuclillas, abrazando la cintura del otro.

Lan WangJi, “… Todavía está muy lejos. ¿Por qué te escondes?”

Wei WuXian, “Primero me esconderé y luego veré. ¿Dónde está? ¡¿Dónde está?!”

Lan WangJi escuchó atentamente por un momento y respondió: “Es el perro espiritual de pelo negro de Jin Ling”.

Al escuchar el nombre de Jin Ling, Wei WuXian se levantó de inmediato, pero volvió a ponerse en cuclillas después de escuchar algunos ladridos más. Lan WangJi continuó: “Si un perro espiritual ladra de esa manera, algo debe haber sucedido”.

Wei WuXian gimió un par de veces, luego se puso de pie con esfuerzo, sus piernas aún temblaban, “¡E-es-es-es-es-entonces vamos a ver!”

Lan WangJi no se movió en absoluto. Wei WuXian gritó: “HanGuang-Jun, ¿por qué no te mueves? ¡Moverse! ¡¿Si no te mueves, qué hago?!”

Después de un momento de silencio, Lan WangJi respondió: “Primero… déjalo ir”.

Los dos empujaron y se tambalearon. Aunque siguieron los ladridos del perro, solo dieron dos vueltas alrededor del bosque de cedros. Los ladridos del perro espiritual también aparecían a veces cerca, a veces lejos. Habiendo escuchado un largo rato de ladridos, Wei WuXian finalmente se acostumbró un poco, al menos dejó de tartamudear mientras hablaba: “¿Hay un laberinto aquí?”

Esta matriz de laberinto definitivamente fue creada por una persona. Hace un tiempo, dijo que las leyendas de la cresta eran solo rumores, pero, ahora, las cosas se estaban poniendo interesantes.

Después de unos quince minutos de ladrar, el perro espiritual de pelo negro aún no estaba cansado. Los dos siguieron el sonido después de encontrar el método para salir del laberinto. No mucho después, las siluetas de espeluznantes castillos de piedra aparecieron en medio del bosque de cedro.

Los castillos estaban hechos de piedras de color blanco grisáceo, su superficie cubierta de enredaderas verdes y hojas caídas. Cada uno de ellos se convirtió en extrañas semiesferas, pareciendo como si unos cuantos cuencos grandes estuvieran volcados en el suelo.

¿Quién hubiera sabido que realmente había tales castillos de piedra dentro de Xinglu Ridge? Después de todo, parecía que las leyendas no aparecieron de la nada. Sin embargo, sería difícil decir si se trataba o no de un “castillo devorador de hombres”, y qué seres había dentro de él.

El perro espiritual de pelo negro de Jin Ling estaba fuera del grupo de castillos de piedra. Corría a su alrededor, a veces gruñendo en voz baja ya veces ladrando salvajemente. Al ver que Lan WangJi se acercaba, retrocedió un poco por miedo, pero, en lugar de huir, les ladró aún más fuerte. Luego miró hacia los castillos de piedra, sus patas delanteras cavando inquietamente en el suelo. Wei WuXian se escondió detrás de Lan WangJi y habló con voz dolorida: “¿Por qué todavía no desaparece…? ¿Dónde está su dueño? ¡¿Por qué se ha ido su dueño?!”

Desde que escucharon los ladridos hasta ahora, no habían escuchado nada de Jin Ling, ni siquiera gritos de ayuda. Este perro espiritual de pelo negro debe haber sido traído aquí por él, y también debe haber sido el que rompió el laberinto. Sin embargo, parecía como si una persona viva desapareciera así.

Lan WangJi habló: “Entremos para ver”.

Wei WuXian, “¿Cómo? No hay puerta.”

Realmente no había una puerta. Las piedras de color blanco grisáceo estaban pegadas muy juntas, sin espacio para puertas o ventanas. El perro aulló mientras saltaba. Parecía como si quisiera morder la esquina de la túnica de Lan WangJi, pero no se atrevía a hacerlo, así que lo rodeó para morder la ropa de Wei WuXian, arrastrándolo en cierta dirección.

El alma de Wei WuXian casi sale volando de él. Extendió sus brazos hacia Lan WangJi, “Lan Zhan… Lan Zhan, Lan Zhan… ¡¡¡Lan Zhan, Lan Zhan, Lan Zhan!!!”

El perro arrastró a Wei WuXian y Wei WuXian arrastró a Lan WangJi. El perro los guió hasta la mitad del camino, hasta la parte trasera del castillo de piedra. Para su sorpresa, había una entrada de la altura de una persona en la pared. La forma era desigual y había fragmentos de rocas en el suelo, lo que significaba que acababa de ser abierto violentamente con el uso de una herramienta mágica. El interior de la entrada estaba demasiado oscuro para que se viera algo, aparte de una luz roja que brillaba débilmente. El perro aflojó los dientes. Hizo otra serie de ladridos hacia el interior y meneó la cola como un loco hacia los dos.

Bichen desenvainado por sí solo por un centímetro. La hoja de la espada emitió un brillo frío de color azul claro, iluminando el oscuro camino por delante. Lan WangJi se inclinó y entró primero. Wei WuXian casi se volvió loco por el perro, y también entró corriendo, casi chocando contra él. Lan WangJi tomó su mano para sostenerlo y sacudió la cabeza, ya sea por insatisfacción o por resignación involuntaria.

El perro espiritual de pelo negro parecía como si realmente quisiera seguirlo, también tratando de entrar corriendo, pero parecía como si fuera bloqueado por algún tipo de fuerza. No podía romper la barrera sin importar cuánto lo intentara, por lo que solo podía sentarse fuera de la entrada, moviendo la cola cada vez más rápido. Wei WuXian estaba tan contento que casi se arrodilló por eso. Apartando la mano, caminó unos pasos adentro. La sombra distante de luz azul que venía de la espada casi parecía ser blanca cuando estaba rodeada por esta oscuridad.

La cordillera Xinglu estaba cubierta por un bosque alto y profundo, por lo que hacía bastante frío. Y, dentro del castillo de piedra, hacía más frío que afuera. Vistiendo solo ropa ligera, el viento soplaba a través de los puños de Wei WuXian y detrás de su espalda: el sudor frío debido al perro ya se había secado. La luz de la entrada había desaparecido como si fuera una vela apagada. Cuanto más profundo entraban, más oscuro y más espacioso se volvía.

La parte superior del castillo de piedra era esférica. Wei WuXian pateó algunas rocas en el suelo. Podía escuchar un leve eco.

Finalmente no pudo soportarlo más y se detuvo en seco, presionando su mano derecha en su sien y arrugando las cejas.

Lan WangJi se dio la vuelta para preguntar: “¿Qué pasó?”

Wei WuXian respondió: “… Es tan fuerte”.

Dentro del castillo de piedra, solo había un silencio sepulcral. Estaba tan silencioso como un cementerio. En realidad, también parecía similar a un cementerio.

Pero, en los oídos de Wei WuXian, en este momento, ya estaban rodeados de ruido.

Notas

Sacudir la cabeza: La frase original utilizada para esto fue un dicho chino tradicional, lo que significa que Nie HuaiSang responde “No sé” para cada pregunta dirigida a él. Como aún no se ha encontrado una traducción adecuada, se ha modificado ligeramente para mantener el flujo de la historia.

Desviación de Qi: Una desviación de Qi, o desviación de Qigong, se refiere a un trastorno fisiológico o psicológico que ocurre cuando alguien se cultiva utilizando un método “inadecuado” o una técnica defectuosa.

Energía Yang: El “yang” aquí se refiere al “yang” en “yin yang”. La energía yang representa la vida y la bondad, mientras que la energía yin (también traducida como “energía oscura” o “energía maligna” en un par de ocasiones) representa la muerte y el mal.

Conjunto de laberintos: lo más probable es que un conjunto de laberintos sea un conjunto que se puede usar para confundir el sentido de orientación de las personas para atraparlas en algún lugar.

AtrásBLMenúSiguiente

  

error: Content is protected !!