Saltar al contenido
Dark

ILM – Capítulo 152

29/10/2022

Antes de irse, Kael la miró por última vez . Damia vio el pequeño sentimiento de culpa que se deslizó por su hermoso rostro. Pero era tan insignificante que desapareció como un espejismo en un abrir y cerrar de ojos.

Damia, que se quedó sola, se sentó impotente. Su cabeza estaba mareada y su estómago se sentía como si estuviera a punto de vomitar.

Era la primera vez que estaba bajo un estrés tan extremo.

Había aceptado el hecho de que Kael la había descartado. Sin embargo, su amor no correspondido por casi diez años ya había calado profundamente en su cuerpo como una mala costumbre, por lo que era muy difícil borrarlo.

Pero pensó que estaba mejorando poco a poco todos los días, aunque fuera muy lentamente. A veces pensaba en Kael, pero había días en que no era demasiado doloroso.

Así que ella tenía esperanza en su corazón. Ella creía que si lentamente mataba su corazón por él de esta manera, podría recordar casualmente a Kael algún día sin desesperación.

Pero se había engañado a sí misma. Su repentino reencuentro desgarró sus heridas sobre las que se había engañado a sí misma, pensando que estaban a punto de sanar.

Debido a esto, los sentidos de Damia recayeron por un momento mientras revivía su trauma. La confesión que dio desesperada después de diez años, el momento en que la mano que le cortó el corazón fue apartada.

“… … —mia. ¿Señora Damia?

Por encima de su cabeza, la voz de alguien resonó. Sin darse cuenta al principio, se sobresaltó cuando una mano le tocó el hombro.

Cuando levantó la cabeza, allí estaba Magda, de la sala de audiencias del Príncipe Heredero.

“El Príncipe Heredero te ha ordenado que entres en la habitación. Pero… … ¿Estás bien?”

Magda levantó una ceja y preguntó preocupada. Fue entonces cuando Damia recordó por qué estaba aquí.

‘Sí, vine aquí para ver a Su Alteza Heinrich.’

Como simple hija de un conde, no podía atreverse a dejar esperando al Príncipe Heredero. Incluso si sentía que iba a vomitar, tenía que fingir que estaba bien.

Porque esa era la capacidad de una dama aristocrática.

Damia, que agarró la mano extendida de Magda, logró obligar a sus piernas a ponerse de pie. Ella sonrió casualmente como si nada hubiera pasado.

“Estoy bien. Es que me estoy mareando un poco porque recibí demasiado sol”.

Magda miró fijamente a Damia a la cara sin decir una palabra. A pesar de sus esfuerzos desesperados, la tía Magda se dio cuenta rápidamente.

La tez de Damia no podría haberse vuelto tan mala debido a su luz solar. Tenía un sudor frío corriendo por su frente, y sus labios y párpados sonrientes temblaban con convulsiones. Era como si hubiera sufrido un gran shock.

Pero no pudo agregar más angustia cuando insistió en que estaba bien. Magda, que había trabajado en palacio durante mucho tiempo, lo sabía muy bien. Quería proteger el delicado orgullo de esta joven.

“… … Ya veo. Entonces sígueme por este camino.”

Guiando a Damia, Magda pensó para sí misma, espero que Heinrich, que la verá pronto, la consuele bien.

Afortunadamente, a Heinrich se le enseñó a ser un príncipe desde una edad temprana, por lo que tenía excelentes habilidades de conversación. También tenía un buen sentido de la empatía, por lo que sería amigo de Damia.

“Toma, puedes entrar”.

Magda, preocupada, abrió la puerta de la sala de audiencias.

Desafortunadamente para ella, sin embargo, cuando Damia entró, escuchó una voz fría.

“No existe tal cosa como el amor. Ella es solo una mujer con un cuerpo para mí”.

Era una voz que ella conocía bien. Sin embargo, lo que decía esa voz era completamente desconocido, por lo que Damia se quedó atónita por un momento.

‘¿Escuché mal?’

Sí, tal vez no se trata de mí.

Miró alternativamente el rostro del Príncipe Heredero y el de Akkard frente a ella, tratando de averiguar cuál era la situación.

Y en el momento en que sus ojos se encontraron, el rostro de su Príncipe heredero se puso rojo de vergüenza y simpatía hacia ella.

AtrásNovelasMenúSiguiente

 

error: Content is protected !!