Allí fue cuando pensó, “debí dejar al viejo drogado”.

Responder