Saltar al contenido
Dark

LMC – 2.3

20/11/2022

Episodio 2.3

 

Ella tragó saliva seca. Como si se lo hubiera transmitido al Emperador que envolvió su cuello, Yoon-Gum sonrió agudamente y agarró su barbilla para que no pudiera mirar hacia otro lado.

“Hermano mayor.” (Emperador)

Recién llegado del campo de batalla, un hombre con armadura negra levantó la vista ante la llamada sin túnica.

Seolha respiró profundamente. Sintió miedo ante la aparición del Emperador a sus espaldas. Yoon-Gum sonrió brevemente después de notar que su cuerpo se inclina hacia atrás sin darse cuenta.

“¿Tienes miedo?” (Emperador)

‘Me pregunto si te atreves a tenerle más miedo al Príncipe Yeom que a mí, el Emperador.’

“Lo siento.”

No pudo evitar sus ojos. La respuesta de Seolha tembló ante la idea de que el Príncipe Yeom mirara hacia arriba así, porque se sentía como una rata en un frasco frente a él.

“Las mujeres dijeron una deliberada mentira…. Dijeron que olías tan mal que enfermaban.” (Emperador)

‘¿Era alguien que estaba cerca de él? No podía recordar.’

Esto se debe a que el Emperador personalmente bajó su rostro sobre la parte superior de su cabeza e inhaló su olor, causándole cosquillas debajo de la nariz. Su cabello parecía arder tan caliente como si estuviera en llamas. Seolha soportó el deseo de dejar su lugar y tirarse por las escaleras.

“Tu aroma es dulce en comparación con tu espantosa cara.” (Emperador)

Obviamente, el Emperador está detrás de ella y parece estar mirando su cara (de Seolha). Es seguramente porque sus ojos se encontraron con el Príncipe Yeom que subía las escaleras todo el tiempo. A pesar de su horrible rostro, la expresión del Príncipe Yeom no cambió. No podía ver el desprecio o la repulsión que a menudo sentía en las persona que la veía por primera vez.

‘En realidad, él está mirando al Emperador, y estoy equivocada al pensar que me está mirando de frente a mí.’ – Aun así, Seolha intentó lavarse el cerebro a sí misma.

“Mi querido hermano menor.” (Muon)

El Príncipe Yeom, quien lo llamó de manera amistosa, en lugar de por el título de Su Majestad el Emperador, dobló las esquinas de sus ojos con una sonrisa. Solo entonces ella se dio cuenta nuevamente de que no era al Emperador, a quien el Príncipe Yeom estaba mirando durante todo su ascenso, sino a ella misma. Fue solo cuando él finalmente vio y llamó al Emperador que ella se sintió libre de la mirada de la bestia.

‘Hay dos Emperadores.’

La apariencia de los dos era tan similar que pudo entender por qué se difundieron rumores de que el anterior Emperador cometió un error cuando abdicó. Con un suspiro, Seolha finalmente bajó la mirada. El olor a sangre, que nunca había olido en el Emperador antes, se elevó con el viento a lo largo de las escaleras.

Cientos o miles de cuerpos fueron cortados y sangraron, dejando un olor a muerte.

“Vete.” (Emperador)

Los brazo se aflojaron detrás de su espalda. Y Seolha se apresuró a bajar las escaleras cuando sintió un toque empujando sus hombros por las escaleras. Ella casi rodó varias veces porque sus pasos temblaban debajo de las escaleras sin darse cuenta. Y cuando de pronto se encontró con el Príncipe Yeom de frente, cruzó a un lado de las escaleras y se alejó para que él pudiera subir primero.

“Pase usted primero, Concubina Imperial.” (Muon)

La voz era un poco diferente. Sin embargo, ella no pudo volver a sus sentidos debido a la intención asesina que sintió en su olor bestial. El olor a sangre permaneció en la punta de su nariz. Ella sintió la mirada de ese gran cuerpo mirando su feo rostro desde un lugar tan cercano que casi podía rozar su cuerpo.

“Oh mi…”(Muon) – La voz baja y suave contenía tristeza.

Seolha rápidamente giró su rostro distorsionado hacia el otro lado para que él no pudiera verlo. Fue un gesto tonto a pesar de que no podía apartar los ojos de él.

“Debe haber sido doloroso, es usted valiente.” (Muon)

Dejando esas palabras que solo se dirían a un niño, él volvió a subir las escaleras como si hubiera perdido el interés. Seolha se quedó en blanco sin siquiera pensar en bajar las escaleras por un momento debido a ese comportamiento como si no le importaba su respuesta.

‘Valiente.’

Nadie le dijo eso a ella, después de soportar ese dolor. La niñera se quedó despierta toda la noche llorando, y más bien, tuvo que ser más valiente. Esto no es nada.

Seolha se mordió el interior de los labios con fuerza.

Todo tipo de palabras se convirtieron en cuchillas, apuñalando, cortando y arrancando su corazón y las lágrimas que no fluyeron incluso cuando la carne fue desgarrada parecían fluir tan indefensas, que ella rápidamente parpadeó. Sin embargo, tan pronto como intentó bajar las escaleras, su visión se volvió borrosa y cayo rodando por las escaleras.

“¿Está bien?” – El lugarteniente, que siguió al Príncipe Yeom, no podía tocarla porque era la concubina del Emperador y preguntó desde un lado con voz triste.

“Jaja. Mira esa cara fea.” (concubina 1)

“Parece que Jaein estar tratando de entretener a Su Majestad hasta el final.” (concubina 2)

Un sonido chirriante resonó por las escaleras. Seolha se levantó rápidamente, se sacudió las rodillas y enderezó la cintura.

“No hay problema.”

Aún así, pensó que debía responder a la pregunta sobre ‘si estaba bien’ que le hizo el lugarteniente del Príncipe Yeom, quién se inclinó ante ella. Era realmente una cortesía hacia la concubina del Emperador. El hombre de más de dos metros y medio de altura parecía estar mirándola hacia abajo incluso cuando bajó la cabeza.

(N/T: Ese soldado era un gigante.)

“Las damas del palacio también parecen tener veneno en la boca.” (Lugarteniente)

El hombre que echó un vistazo furtivo hacia la parte superior de las escaleras se quejó. Seolha se rió en silencio por un momento ante las palabras inesperadas. Era una suerte que el Emperador estuviera mirando detrás de ella, porque si hubiera visto su cara sonriente, habría sido una gran sorpresa, pero igualmente ella no pudo evitar reírse de las palabras del hombre.

“Así es.”

Hablar con un extraño después de mucho tiempo definitivamente tendría altibajos, así que lo pasó con una sonrisa.

La expresión del hombre extrañamente cambió en un instante. Parecía que no esperaba una respuesta, pero ella caminó rápidamente fingiendo no saber.

 

También había pasado mucho tiempo desde que las concubinas habían visto al Príncipe Yeom. Cuanto más iba al campo de batalla y hacía una contribución, más lejos vivía del Palacio Imperial, y las raras veces que llegaba al Palacio Imperial, hacía palpitar los corazones de muchas mujeres.

El joven Príncipe Yeom, que era soltero, tenía una cara parecida a la del Emperador, por lo que muchos halcones* caminaron hacia el distante Reino de Yeom para formar una alianza matrimonial, pero ninguno prosperó hasta el matrimonio.

(N/T: ‘매파가 usan esta palabra que significa Halcón o Gavilán, pero en el contexto podría significar mujeres o familias.)

Era una historia famosa que el Príncipe Yeom se dedicó repetidamente a hacer su trabajo de proteger al Emperador y a la Isla Amarilla. Incluso hubo rumores que decían que el Emperador lo controlaba por temor a que encontrara una consorte y tuviera un heredero, pero no se podía confirmar la autenticidad de estos.

“¿Cómo ha estado, Su Majestad?” (Muon)

“Debido al mérito de mi hermano, el Emperador siempre está en paz.”

Ambos se veían iguales, como si se miraran en un espejo. Sin embargo, el lado del Príncipe Yeom era un poco más afilado, incluso si estaba sonriendo, se sentía como si estuviera marcando el límite. Mientras miraba a las concubinas, la mayoría de los ojos curiosos se apartaban sin mirarlo.

“Ahora que lo mencionas, siento que no debería dejar el campo de batalla aún más.” (Muon)

Cuando el Príncipe Yeom y el Emperador se sentaron cara a cara en la mesa, rápidamente se preparó una mesa para beber.

“Alguien me dijo que mi hermano debería ser castigado por llevar a sus soldados dentro de lo más profundo del Harem, donde no se permite la entrada a ningún hombres que no sea el Emperador.”

Cuando Muon levantó su copa en silencio, Yoon-Gum llenó la copa con el licor elaborado el año pasado. El alcohol brumoso se desbordó del vaso, y nadie evitó el vaso ni detuvo la botella. Solo las concubinas, que sintieron un impulso inusual, parpadearon entre sí, se levantaron suavemente y evitaron sus asientos.

“Así que tengo muchas preocupaciones. ¿Pero debería castigar a mi hermano?”

Desde joven creció escuchando el dicho que el mismo bambú tiene raíces diferentes. Fue a Muon a quien todos los maestros elogiaron como la madera de un Príncipe natural que nació con destrezas en artes literarias y marciales. Sin embargo, fue él quien ascendió a la posición de Emperador. Al final, fue Yoon-Gum quien lo tenía todo.

El Emperador (Yoon-Gum) envió al hombre, del que se decía que había descendido del cielo, para que pasara el resto de su vida deambulando por el sangriento campo de batalla en la periferia más lejana, un lugar donde ni siquiera crecía la hierba. Yoon-Gum simplemente lo dejó como está. Junto con la declaración plausible de que fue la voluntad del difunto Emperador.

Sin embargo, no siente que lo haya vencido por primera vez en su vida.

Esa sonrisa misteriosa seguía siendo inescrutable y sagaz. Al final, Muon, que no evitó el vaso hasta que se acabó la botella de alcohol, vació el vaso de inmediato cuando la última gota cayó sobre el vaso.

“Castigo.” (Muon)

Restos de alcohol permanecieron en sus labios rojos. Muon, que sacó la lengua y solo los lamió salvajemente, sonrió con una cara como si hubiera escuchado una historia interesante.

“Incluso si tomo a la concubina, que es la mujer del Emperador, ¿puede el Emperador levantarme la mano?” (Muon)

‘Si fueras a tocarlo, lo habría eliminado cuando se convirtió en Emperador.’ (Muon)

“Si tienes a alguien en mente, háblame con franqueza. ¿No puedo darle al menos alguna de mis numerosas concubinas a mi hermano mayor?”

Muon levantó una esquina de su boca.

“No sabía que todavía estabas tan interesado en mi matrimonio.” (Muon)

“Solo me siento mal porque mi hermano está solo en la periferia.”

Nacidos y criados juntos. Yoon-Gum quería matar a su hermano como su propia mano en este momento para ascender al trono del Emperador perfecto. Pero el problema es que, Muon tiene el poder militar. Había registros militares separados, pero seguían los movimientos de Muon y no tenía similitud.

No es ningún secreto que los jóvenes generales acuden al Príncipe Yeom uno tras otro. En primer lugar, aquellos que adoraban las artes militares* eran tribus parecidas a bestias con ideas completamente diferentes. Para aquellos que adoran el poder militar, incluso el Emperador no puede obligarlos a jurar lealtad imprudentemente.

(N/T: Realmente dice: ‘武’que en chino significa artes marciales, poder militar, guerrero incluso, así que imaginaran mi cara cuando lo traduje… ¿Cuál uso?)

Mucho antes de que él se convirtiera en Emperador, los generales se comprometieron a sacrificar sus vidas por el joven Príncipe. Si lo golpea, el ejército se dará la vuelta.

El hombre (Muon), que sabía claramente eso, estaba sonriendo tranquilamente frente a sus ojos.

Se sentía como si se estuviera riéndose de sí mismo porque eran tan similares que era imposible saber quién era el Emperador.

“Hay tantas niñas que pronto dejarán el Harem del Palacio Imperial. Si te gusta alguna de ellas, puedes pedirle a tu hermano que autorice unas segundas nupcias para ella.” – Yoon-Gum dijo eso con una cara lánguida.

“¿Ya hay una niña en el corazón de mi hermano menor?” – Muon preguntó sin rodeos, para saber quién estaba en su cabeza. No le dijo con qué veneno lo iba a alimentar.

(N/T: Es como decir si ya tiene a alguien en mente…)

“Eres el hermano mayor al que llamaron el fantasma del campo de batalla, por lo que debes tener un buen estómago.”

“Ah.” (Muon)

Con una expresión de comprensión, el rostro de Muon sonrió fríamente. Recordó la mitad de un rostro que pasó a su lado.

“Me dijeron que una mujer sobreviviente de la tribu Yul estaba alojada en el Harem de Su Majestad.” (Muon)

‘¿Fue por eso por lo que la hermosa mitad de su rostro estaba estropeada? La parte que estaba dañada por las quemaduras era impresionante.’ – Muon recordó a la mujer que se mantuvo fuertemente en su mente, olvidando incluso la mirada de Yoon-Gum que miraba cuidadosamente su rostro.

“No tengo un estómago tan fuerte como mi hermano mayor, así que cada vez que veo esa cara, me dan náuseas.”

‘Mi señor, por favor, máteme, destrúyelo.’

Ninguno de los dos era sincero. Cuando pensó en una chica que era tan fuerte, que solo balbuceaba como un pájaro parlante y que no estaba lastimada sin importar cuánto la apuñalaran con comentarios viciosos, su boca se sintió como si hubiera tragado arena.

“Tengo un estómago fuerte.” (Muon)

“No importa de quién sea la semilla porque de todos modos es de la familia imperial. Toma a la chica y esparce tu simiente en el agujero entre sus piernas hasta el tope.”

(N/T: Su forma de hablar es asquerosa…)

El Emperador sonrió y agitó el cebo para que codiciara a su concubina. La sonrisa de Muon se hizo más profunda como si debiera pretender no saber eso y abrió la boca para preguntar…

“La semilla del Emperador no es aceptable, entonces ¿sembrarás la semilla de tu hermano?” (Muon)

“Estoy haciendo todo lo posible para soportar esa cara, y estaría muy enojado si naciera un hijo mío con algo tan terrible.” – Yoon-Gum dijo.

“La dejé vivir porque es miembro de la tribu Yul, pero si eso sucede, podría enojarme y matarla.”(Emperador)

“Escuché que las mujeres de la tribu Yul heredaron la sangre de la Doncella Celestial y tienen un poder extraordinario.” (Muon)

“Ese es un viejo dicho. Es solo una chica inútil con la mitad de la cara linda.”

‘Si hubiera un poder inusual, no habrían sido destruidas así. Lo único que ella puede hacer es acostarse boca abajo.’

“Una propuesta interesante, Su Majestad.” (Muon)

“Esa perra a veces me da mucha diversión.”

Cuando apretaba lentamente la correa y la escuchaba jadeando por vivir, a veces estimulaba su mente de forma extraña. La orden del Emperador de pararse aún no había caído, pero Muon se levantó de su asiento y casualmente cometió el acto imprudente de menospreciar al Emperador.

“Suena interesante. ¿No nos divertimos haciendo las mismas cosas?” (Muon)

Tenían rostros similares, hábitos alimenticios similares y temperamentos similares. Muon que tiene un oído claro entendió toda la humillación que ella había sufrido. Lejos de llorar, le gustó la disposición de la mujer que se puso de pie directamente en lugar de gritar en voz alta. A diferencia del rostro quemado, dos ojos brillantes que se asemejaban al cielo índigo se enfrentaron para mirarlo.

Muon le dio la espalda al Emperador.

En el campo de batalla, se enfrentó a caras aún más aterradoras. Ya sea medio quemado o horriblemente desfigurado, no era tan importante para Muon. Un olor parecía persistir en la punta de su nariz. Las cosas comenzaron a cambiar de manera interesante cuando pensó en su hermano menor, quien le estaba arrojado a la mujer y estaba ocultando algún tipo de plan siniestro.


Nameless: Les diré que inicialmente pensé que Delphinium era difícil de traducir… me equivoqué olímpicamente, esta es mucho más difícil. Quizás porque esta ambientada en la China antigua… no lo sé… así que creo que tratare de traducir 1 capítulo por semana y son 17….

El capitulo 2 se dividió en 3 partes…

Espero que disfruten la novela porque tiene mas detalles que el manghwa.

AtrásNovelasMenúSiguiente

error: Content is protected !!