Saltar al contenido
Dark

MC-1.2

24/08/2021

***

Katlyn no se rindió durante casi una hora, y le explicó a su hermana menor la importancia del matrimonio y los hombres antes de regresar a casa. Por supuesto, Vivian lo ignoró por completo.

De hecho, Vivian lo sabía. Katlyn era la persona más sincera a su alrededor que se preocupaba por ella. No tenía el corazón tan frío como para ni siquiera saber eso, pero aun así, no escucharía a Katlyn. El problema fundamentalmente no se debía a los hombres, sino a la atmósfera imperante en todo Bachellon. 

No quería unirse a un grupo de tontos que evaluaban la masculinidad por la cantidad y la calidad de los amantes y valoraban a las mujeres por lo bien que soportaba la indulgencia de su marido. El matrimonio era una prisión y un grillete para su yo rica, relajada y orgullosa. Después de todo, había pasado mucho tiempo desde que abandonó su conciencia y su humanidad, por lo que pensó que no era necesario doblegar su voluntad y desconfiar de los ojos de otras personas. 

“Jefe. Hay un telegrama”.

El mayordomo entró después de llamar a la puerta. Con rostro indiferente, Vivian tomó el sobre blanco de su mano, lo cortó toscamente y desdobló el papel en su interior. Lo que estaba escrito no era otro que el tipo de contenido que más odiaba. 

“Mierda”.

Su rostro se arrugó cuando leyó la carta oficial de la familia real y la arrojó bruscamente sobre el tocador. Cuando se formó una sonrisa ligeramente ensangrentada en sus labios, Heather, que estaba maquillando a Vivian, la miró a través del espejo. Vivian no pudo ocultar su irritación y habló con voz fría. 

“La familia real vuelve a pedir dinero”.

“¿No les diste uno la semana pasada?”

“La Cámara de los Lores* aprobó un nuevo proyecto de ley. Se aplicó a la nueva marca de cosméticos lanzada por Lawton, por lo que quieren que demos 80 millones de kazes** adicionales. Es tan inútil y extenso que ni siquiera quiero leerlo. De todos modos, estoy segura de que no esperaban que lo leyera en detalle”.

*Cámara de los Lores (귀족원) – 원 es de 상원 que es la Cámara Alta o el Senado y 귀족 es noble. El jefe de cada familia noble es parte de ella y actúa como senado, creando los proyectos de ley y las leyes. Este término se usó en el Reino Unido y se usaría en capítulos futuros para enfatizar que todos ellos son hombres. A su vez, el líder de la casa es el jefe de la nobleza.

**pues el dinero en esta novelita.

“Dios mío”.

80 millones de kazes era un número que los plebeyos nunca se atreverían a escuchar en su vida. Incluso en un gremio de comerciantes, no era una cantidad pequeña. Pero la familia real le estaba pidiendo casualmente a Vivian que lo pagara, no es de extrañar que Vivian se molestara con solo verlo. Heather reflexionó por un momento si mostraba la desvergüenza de la familia real o la riqueza de Lawton antes de concluir que eran ambas cosas.

“Parece que la familia real está intentando matar a Lawton. Están tomando prestado el nombre de la Cámara de los Lores y solo están aprobando nuevas regulaciones dirigidas a Lawton”.

“No sucede hasta dentro de uno o dos días. Los nobles son originalmente el tipo de personas cuyos ojos se ponen rojos incluso cuando los comerciantes ganan un poco de dinero”.

“Se estaba volviendo ridículo día a día. Es gracioso pensar que los nobles de sangre azul lucharían día y noche para crear regulaciones y ordenanzas especiales solo para deshacerse de mí, pero…” 

Vivian se rio lánguidamente. En el espejo, una mujer, que se soltó el pelo gris claro, tiró de la comisura de sus labios pintados de rojo y sonrió aterradoramente. 

“Pero todavía lo encuentro repugnante”.

Heather tragó saliva. 

Su maestra estaba actualmente de mal humor. Y mucho. 

Vivian Rosellis era de alguna manera una persona benévola, pero solo era cierto si le gustaba en todos los aspectos. Hizo una regla para deshacerse de cualquiera que estuviera bloqueando su camino, sin importar si era una buena o una mala persona. 

En el mundo de Vivian Rosellis, no había gente buena ni mala, solo personas que podían ayudarla y las que no.  

“Por cierto, gasté tanto dinero en el Marqués Crolite para detener esto, pero finalmente, ese bastardo no lo manejó correctamente”.

“…”

“¿Cómo debería regañarlo?”

Odiaba a los niños que no podían pagar después de ser alimentados.*

*prácticamente el que no trabaja no come, ella le dió dinero y no le ayudó. 

El rostro de Vivian, mientras murmuraba aterradoramente, era hermoso pero aterrador. Ella también estaba sonriendo pero con una sonrisa fría. Tenía una cara que parecía que iba a colgar al Marqués Crolite en las puertas del infierno, asarlo lentamente al fuego y masticarlo. 

“Prepárate para salir”.

“Oh, pero hay una reunión de la asociación”.

“Todo lo que hacen los bastardos de la asociación de comerciantes es pedir dinero. Dar una cantidad adecuada y echarlos”.

Heather asintió con la cabeza y entró en el camerino. Fuera lo que fuese, rezó un homenaje silencioso, mezclado con una pizca de sinceridad, por el marqués Crolite que ofendió a su amo.

“Oh, Dios mío, nuestro querido marqués sigue tan lleno de dignidad como siempre”.

La fascinante voz de Vivian hizo que el rostro del Marqués Crolite se sonrojara. A la edad de mas de 40 años, tenía dos amantes mas jóvenes que su hija, pero aún se lamía los labios cada vez que veía a Vivian. 

“Escuché que te estás divirtiendo con una joven amante estos días”.

“Aun así, no hay nadie más como la Jefa. Una niña no sabe bien”.

“No solo valgo la pena mirarme, sino que también sabe bien en la cama. De lo contrario, ¿por qué mi Dani estaría tan obsesionado conmigo?”

Vivian se rió alegremente como si no notara el acoso que acaba de recibir. El Marqués Crolite pensó por un momento quien era ‘mi Dani’, luego frunció el ceño al darse cuenta de que era el actor Daniel Kitra, quien agitaba la capital hace unos días. 

¿Qué tiene de bueno un bastardo que solo tiene una cara bonita? Ese idiota es solo un prostituto que actúa como el amante de esta chica.

Desde la antigüedad, un hombre debe tener un físico moderadamente grande, riqueza, poder y capacidad para conquistar a una niña*. El Marqués Crolite creía firmemente que era más masculino que el actor. También pensó que la chica frente a él algún día reconocería su encanto y se arrodillaría ante él. No importaba cuánto dinero tuviera y fingiera ser distante, solo era una chica plebeya. Se pasó la mano por el pelo rápidamente engrasado ante la noticia de su llegada y se sentó en el sofá. 

*La ‘chica’ que seguían usando es un término despectivo para las mujeres, más cercano a la perra pero de alguna manera más decente que la perra. Pero seguía siendo ofensivo.

Vivian se apoyó perezosamente en el sofá frente a él. Mientras estaba sentada con aburrimiento en sus ojos, el Marqués la miró de pies a cabeza con codicia. En ese momento, sus gélidos ojos azules parecían estar ligeramente cubiertos por su cabello, luego Vivian dejó escapar una pequeña sonrisa. Pronto, abrió la boca. 

“Hoy recibí una carta oficial de que la Cámara de los Lores aprobó un nuevo proyecto de ley sobre los impuestos que un gremio de comerciantes debe pagar a la familia real. ¿Sabías sobre eso?”

“Sí. Tuvimos una discusión acalorada”.

“Pero no pude encontrar el dinero que gasté en el Marqués”.

“Jefa. No es así como funcionan los negocios. Si no está dispuesto a correr tanto riesgo, ¿cómo puede administrar su negocio? No sé sobre chicas, pero es de sentido común que los hombres estén preparados para hacer todo por las transacciones”.

“Entonces, ¿nuestro querido Marqués tomó mi dinero con avidez y no pudo hacer su única tarea?”

Vivian levantó la mano, se tapó ligeramente la boca y se echó a reír. Sus labios rojos, a los que vio por encima de los guantes blancos, trazaron una línea perversa. 

“Bueno, ese fue el resultado”.

El Marqués estaba disgustado por las duras palabras de Vivian, pero pudo tener un corazón generoso y se rió. Pero tan pronto como terminaron sus aterradoras palabras, Vivian se dejó caer por las comisuras de la boca. Cuando la sonrisa abandonó su rostro, que hacía un momento sonreía, su rostro se volvió más espantoso de lo que pensaba. El capricho que rodeaba sus párpados finamente pintados desapareció, y poco después, una mirada horrorosa se disparó hacia el Marqués. 

Tragó saliva. Nunca se había encontrado con una mujer que lo mirara de esa manera en toda su vida. A pesar de que sus amantes malhumorados fruncían el ceño y se quejaban, ninguna mujer lo miraba así, como si quisiera matarlo. Frunció el ceño ante el momentáneo cambio de expresión de Vivian y estuvo a punto de gritarle por poner esa cara frente a él, pero quedó hipnotizado por la sonrisa que una vez más se extendió por su rostro. 

Fue cuando:

“Martin Crolite”.

Vivian se apoyó de lado contra el sofá. Con una voz terriblemente baja que sonó en sus oídos, se puso rígido cuando se le puso la piel de gallina desde la punta de los dedos de los pies. Con un polvo aplicado en su rostro blanco puro que le hizo entrar en pánico, incluso tuvo la ilusión de que estaba en contacto con el dios de la muerte, no con un ser humano. 

“Pensé que nuestro trato era definitivamente mutuo”.

“…”

“¿Soy la único que lo pensó así?” 

“Como dije, las inversiones están originalmente acompañadas de riesgos. Si no vas a arriesgarte tanto…”    

“No eso no es”. 

“…”

“No es eso”.

Ella negó con la cabeza, sin saber en qué estaba pensando. Luego miró hacia arriba. 

“Cosa estúpida”. 

Después de todo, ella realmente no necesitaba hablar formalmente con este idiota. Originalmente se planeó ganarlos adecuadamente e invalidar la aprobación del proyecto de ley, pero fue inútil. Parecía que no escuchó ninguna de sus palabras. Sus ojos solo codiciaban su cuerpo. Su inteligencia parecía usarse solo para abrazar a las mujeres de este mundo. Y aparentemente, parecía que su inteligencia era solo un poco. 

Finalmente, Vivian dejó escapar una sonrisa relajada. 

“Por eso el sistema hereditario de la nobleza es un problema. Un hombre con una cabeza como la tuya es un Marqués”.

“¿Qué?”

“Intenta usar tu estúpida cabeza. ¿Habría jugado con el Marqués o incluso habría hecho un trato? ¿Invertiría en ti por lo que vales?”

“¡Tu niña loca! ¡A quién llamas estúpido…! ¡Solo te trato bien por tu cara bonita!”

“Marqués. Incluso si el Marqués no me encuentra bonita, sigo siendo bonita”.

“Qué perra insolente.”

“Así que lo que estoy diciendo es”.

Vivian sonrió un poco. 

“Tu encanto es peor que el perro de mi mayordomo, idiota”.

Con su orgullo pisoteado y aplastado en el suelo, el rostro del Marqués enrojeció. Se levantó de su asiento de inmediato y estaba furioso como si fuera a cortarle el cuello. Sin embargo, Vivian solo lo miró en silencio y solo pensó: ‘Este bastardo ni siquiera sabrá bien, incluso si lo asó como una barbacoa’.

De todos modos, no sería bueno ver si el Marqués Crolite se volvía loco así, así que lentamente levantó la mano y lo detuvo. Y pronto, abrió la boca con voz gélida. 

“Lawton tiene toda la información de todas las personas con las que hicimos un trato”.

“¡¿Qué demonios dices?!”

“Mirando los registros de transacciones comerciales de Crolite, encontré muchas cosas interesantes. Tomó todo el dinero que debería haber ido a la familia real y se embolsó una buena cantidad de dinero”.

El Marqués se detuvo abruptamente. 

‘¿Cómo sabía eso esta chica?’

“No es necesario que se pregunte cómo obtuve esa información. Es un poco más fácil si tienes mucho dinero. Los nobles de alta cuna no podrán entender”.

“…”

“De todos modos, lo que estoy diciendo es que si no quieres que se lo entregue a la familia real, será mejor que escupas todo lo que has recibido de mí”.

“¿Crees que ese tipo de amenaza funcionaría conmigo?”

“Por supuesto. A Su Majestad le gustaría. Sí supieran que el dinero que debería haber recibido la familia real está atorado en el cuello de una niña de 15 años”.

“¡No, el dinero es…!” 

“No tienes que decirme a dónde fue, bueno, estoy segura de que no se usó para nada significativo”.

El Marqués vaciló un momento. De hecho, tenía debilidades que probablemente se detectarían. Sin embargo, ya se manejó adecuadamente. ¿Cómo pudo esta chica obtener el libro mayor que ni siquiera Su Majestad conocía? Una chica así con solo una cara bonita. 

El Marqués quería matarla en este momento, pero no pudo confirmar la autenticidad de las cartas que estaban en manos de Gremio Lawton, por lo que eventualmente, solo respiró pesadamente mientras su rostro se enrojecía debido a la ira. Vivian lo miró fijamente, luego una suave sonrisa se formó nuevamente en su hermoso rostro mientras se inclinaba con gracia. 

“Entonces, excelencia. Espero poder recibir las cosas que enviará a finales de esta semana”.

“Entiendo”. 

“Ah, y Su Excelencia. Este es un pequeño consejo personal”.

Vivian sonrió suavemente mientras inclinaba los ojos. Luego movió su paso hacia un lado y agarró la manija de la puerta. Pronto se dio la vuelta un poco y soltó una risa astuta. 

“Creo que será mejor que cuides tu rostro y tu cuerpo”.

“¿Qué?”

“Si tu personalidad es horrible, debería haber algo más que ver”.

“… ¡Tú!” 

Ella abrió la puerta. Luego movió levemente la cabeza hacia el Marqués enojado con humo saliendo de su nariz y agregó otra palabra. 

“Por supuesto, no creo que valga la pena ver esa cara, incluso si la arreglas en otro lugar”.

Pronto, la puerta se cerró.

 

AnteriorNovelasMenúSiguiente

error: Content is protected !!