Saltar al contenido
Dark

SCC – Capítulo 10 – Corazón frío (1)

17/06/2022

Chizuru se había olvidado de respirar desde el momento en que lo miró fijamente.

“Bueno, ¿qué piensa, mi Señor? Es como dije. ¡Si le pone una buena prenda, se sorprenderá de cómo se ve!”.

Cuando Rodolgo se bajó del caballo y se acercó a él (Lukrov), de repente se giró hacia Chizuru, apenas vio eso, sintió como si tuviera un nudo en la garganta. Trató de respirar repetidamente para tratar de mantener un ritmo cardíaco normal.

‘Todavía… no puedo ver su rostro’.

El casco hecho de armadura plateada cubría la cabeza del Caballero y la mitad de su rostro, y solo se podían ver las líneas de su boca y barbilla incluso si se acercaba un poco. Su rostro estaba oculto en la sombra del sol poniente, y estaba oculto detrás de su barba, que podría haberse formado en unos pocos días, por lo que solo podía ver claramente la forma de sus labios.

Pero no creo que sea otra persona.

Incluso antes de escuchar su voz, sintió que su tono le hacía cosquillas en los oídos a Chizuru.

“¿Lukrov…?”.

La boca de Chizuru estaba llamando su nombre sin permiso.

“¿Es Lukrov…? ¿Te acuerdas de mí? Chizuru…”

Entonces, se sintió como si el hombro del Caballero, que no se había movido hasta ese momento, temblara.

Antes de que se diera cuenta, Rodolgo estaba justo a su lado, y agarró violentamente la parte superior del brazo de Chizuru y lo empujó hacia adelante, para que pudiera presumir de la presa que acababa de cazar.

“Bueno, ¿quieres pagar? ¿Pagarás? Si el Duque no paga, venderé a esta mujer a otro hombre”.

Rodolgo, quien simplemente dijo eso, no escuchó una respuesta, pero aun así agarra la parte superior del brazo de Chizuru y sonríe desafiante. Estaba tratando a una persona como si se tratará de un objeto, pero Chizuru todavía estaba fascinada por el Caballero frente a él.   

Chizuru habló con voz de alabanza al Caballero: “Quítate el casco y muéstrame tu rostro”.

Rodolgo y Dorothy están sospechosamente llamando la atención por el aire desconocido que los rodeaba, y están nerviosos pensando si le han faltado al respeto al Caballero silencioso. Chizuru también comenzó a ponerse nervioso por el silencio.

¿Y si no fuera Lukrov? Puede que la vendan a un hombre con un hábito extraño.

Pero luego de unos minutos de inmovilidad y silencio, el hombre vestido de Caballero finalmente movió su mano.

“Está bien” y habla en voz baja, mientras desliza su mano alrededor de su cintura.

Aunque Rodolgo trató de prepararse para un momento de confrontación, el Caballero ya había arrojado una bolsa de cuero frente a Rodolgo. Antes de que Rodolgo pudiera echar un vistazo a lo que hay en la bolsa, a través de ella pudo escuchar los preciosos sonidos metálicos.

En un abrir y cerrar de ojos, Rodolgo y Dorothy echan a correr para conseguir la bolsa de cuero. Cuando sus manos sucias abrieron torpemente una bolsa en mal estado había muchas monedas de oro brillante, deslumbrantes a la vista. Y Dorothy grita con un deleite animal. El alto Caballero, sin embargo, ni siquiera los miró. Él solo sigue mirando a Chizuru y Chizuru continúa mirándolo. 

NT: Cree que están teniendo un concurso de parpadeo.

“¿Vienes o no?”.

Junto a Rodolgo y Dorothy, que yacían en el suelo mientras los llenaban de monedas de oro, el Caballero le habló a Chizuru, que no había podido moverse. Es como si le hubiera dado a Chizuru el derecho a elegir. Chizuru asintió en silencio una vez.

‘Es la voz de Lukrov, no hay duda al respecto’.

Su voz puede haber sido un poco más aguda de lo que solía ser, y el brillo de la misma puede haberse perdido, pero su voz sigue siendo baja y tranquila.

Al ver la afirmación de Chizuru, el Caballero se acercó lentamente a ella mientras montaba el caballo, y cuando llegó a una distancia en la que podía alcanzarla, levantó el cuerpo de Chizuru y lo subió al caballo.

“Kyaa”.

El grito de Chizuru desapareció tan pronto como fue presionada contra el pecho del caballero. La firmeza blanda se aprieta contra las mejillas de Chizuru… un sentimiento nostálgico.

“Lukrov…”

El Caballero agarró la brida y con un fuerte grito de voz ordenó al caballo, superponiéndose al murmullo de Chizuru.

El caballo negro gira a una velocidad asombrosa y corre a la vista de acuerdo con la orden de su maestro. Al principio, a Chizuru no le preocupaba que pudiera caerse, aunque se balanceaba violentamente. Después de todo, Chizuru ahora está en el pecho de Lukrov. Ya sea un año, dos meses o catorce años, hay cosas que no cambian con el tiempo.

La noche cayó temprano, y en una hora, el cielo se transformó en un cielo estrellado.

‘Quizás él esté bien informado sobre la geografía de aquí’.

Lukrov continúa conduciendo al caballo en línea recta sin dudarlo. A través de los árboles que se elevaban en el cielo como un vendaval, bajaron la colina, y después de correr por un rato, el bosque se abrió gradualmente. Al mismo tiempo, sin embargo, una espesa niebla nocturna comenzó a cubrir el área y el caballo disminuyó la velocidad…

Lukrov no regañó más al caballo y lentamente dejó de avanzar.

Chizuru mira hacia arriba cuando el caballo se detiene.

“Aquí… ¿te bajas?”.

Él lo escuchó, pero solo da un pequeño asentimiento en la medida en que ella no sabe si hay una respuesta. Antes de eso, estuvo en silencio todo el tiempo y mantuvo su casco puesto. Sin embargo, los brazos que sostenían a Chizuru sobre el caballo eran tan fuertes y amables que no se preocupó.

Lukrov desmontó con un movimiento brillante que parecía no llevar pesadas cadenas o armaduras, y ayudó a Chizuru a desmontar con sus manos y aunque llevaba guantes, ella sintió una sensación de nostalgia y calor cuando sus manos la abrazaron. Tal como estaban las cosas, Chizuru se movió un poco en comparación con el balanceo del caballo, como si acabara de ignorar la gravedad.

Las manos de Luklov sostienen a Chizuru.

“Gracias”.

Incluso si ella dice gracias, Lukrov solo asintió levemente en respuesta.

Después de dejar a Chizuru de pie, Lukrov cuelga las riendas del caballo en el tronco de un árbol y usa sus pies para apretar el suelo. Chizuru, que no era la primera vez que veía eso, supo de inmediato lo que estaba haciendo.

En menos de quince minutos, Lukrov recogió árboles muertos y hojas en el suelo y los encendió con destreza con un pedernal que llevaba.

Si hay demasiadas cosas que transmitir, es posible que las palabras no salgan bien.

Tanto Lukrov como Chizuru se enfrentaron frente al fuego durante un rato sin decir nada.

Lukrov se sienta usando una piedra cerca de él como silla, y Chizuru se sienta en el suelo. No hacía frío debido al aumento gradual del fuego, pero había un poco de viento y su espalda se enfrió.

Una hoguera roja ilumina la silueta de un hombre que una vez fue conocido como el “Caballero de las Llamas”.

Tal vez podría haber perdido algo de peso… pensó. Sin embargo, su cuerpo fuerte, ancho de hombros y cuerpo alto con una espalda firme no cambió en absoluto. Y la poderosa mirada que mira sólo a Chizuru tampoco cambió.

“Lukrov… Um, déjame explicarte”.

Incapaz de soportar el silencio, Chizuru abrió la boca primero.

“En ese momento… me dijeron que mi abuela tenía una enfermedad terrible, y yo… volví a mi mundo original sin pensar. Pero ya ha pasado un poco más de un año…” Su voz tembló.

Como era de esperar, Lukrov es un hombre que solo ha sido elogiado como el mejor caballero del país, e incluso si está en silencio, emite una fuerza poderosa que abruma a los demás. En ese sentido, fue valiente de su parte confesarse y disculparse con él.

“Nunca te he olvidado. Cuando escuché la voz que me llamó a este mundo, le pedí que me dejara regresar y lo hizo de inmediato, así que ahora estoy aquí. Regresé a…”

Lukrov seguía en silencio.

Todo lo que hizo fue mirar a Chizuru a través del casco y esta vez asintió levemente. Chizuru tuvo que morderse los labios para evitar que las lágrimas se desbordaran.

“¿Por qué no te quitas el casco?”.

Cuando Chizuru habló, Lukrov exhaló un breve suspiro.

Luego extendió lentamente sus brazos para sostener la parte posterior de su cabeza y en silencio se quitó el casco de su armadura. Puedes ver el cabello negro azabache arreglado en una línea corta primero, y el rostro pulcro de Lukrov aparece frente a Chizuru, iluminado por la luz del fuego.

Chizuru sonrió entre lágrimas.

Lukrov.

Tenía un aspecto mucho más severo que el Lukrov, que Chizuru recordaba, pero sigue siendo él.

Ojos negros que te tragan cuando te mira, rasgos profundamente tallados, mentón masculino y labios que tienen una fuerte voluntad. Sin embargo, solo está un poco delgado, y las arrugas que nunca antes habían existido están comenzando a tallarse finamente en los ojos y la boca. Y, en la ceja derecha, había una línea de corte desde la frente hasta la sien.

Sin embargo, su expresión era helada. O bien, parecía terriblemente enojado. El frío y el calor, temperaturas que deberían ser contradictorias, parecieron atravesar a Chizuru como una flecha, lo cual fue doloroso.

“Lukrov… yo…”

“¿Por qué ahora?”.

Una voz baja y aguda interrumpió las palabras de Chizuru. Si no se malinterpreta, la voz de Lukrov temblaba un poco, como la voz de Chizuru.

“¿Eh?”.

“¿Por qué regresas ahora? ¿Por qué me has abandonado por más de 14 años y ahora… regresas?”.

Chizuru no pudo responder.

“Abandono”, “más de catorce años”….

El corazón de Chizuru se congeló y su cuerpo no se movió, como si hubiera perdido todo el aliento.

AtrásNovelasMenúSiguiente

 

error: Content is protected !!