Saltar al contenido
Dark

SCC – Capítulo 113 – Historia Paralela -Contando la Noche de la Llama Ardiente (1)

07/10/2022

 

‘Caballero de la Llama Ardiente’.

Lukrov ya no recordaba quién había empezado a llamarlo así. Se sentía como si hubiera sido hace mucho, mucho tiempo.

Arrastrando su larga espada empapada de sangre, Lukrov comenzó a vagar en la oscuridad de la noche.

Una brisa seca sopló a través del oscuro bosque abandonado ubicado detrás de un antiguo castillo, haciendo que las hojas y las ramas bailaran y emitieran un crujido.

Esta noche, Lukrov una vez más se había mezclado con la oscuridad para asesinar a un rival político del Rey. Un hombre al que no conocía y una familia a la que no le guardaba rencor. Lukrov había matado una vez más a otro hombre.

Al ver la sangre en su pecho, Lukrov se la frotó con la mano en un intento de quitar la mancha roja, sabiendo todo el tiempo que era inútil. Como era de esperar, no solo no se desprendió, sino que se propagó aún más. Era como si se hubiera convertido en un símbolo de su situación actual.

Se acercó al caballo negro que había escondido en lo profundo del bosque y tocó la silla con una mirada en blanco. Podía sentir el frío de la silla de montar con los dedos.

Hubo un tiempo en que la silla de montar estaría caliente por su amante que había montado en ella con él.

Era una hermosa doncella de cabello oscuro, una sacerdotisa enviada desde otro mundo para ayudar en el exterminio del malvado dragón. Tampoco era buena con los caballos y se mareaba muy rápido. También era débil para el alcohol y, a menudo, le hacía pasar un mal rato a Lukrov.

Esa persona era la amante de Lukrov.

Su caballo resopló e intentó frotarse contra él, torciendo su cuello como si pudiera sentir el vacío del corazón de Lukrov. Pero tal gesto de su amado caballo no trajo consuelo a Lukrov en su estado actual.

Incluso si su corazón fuera arrancado de su pecho mientras estaba vivo, no dolería tanto como el dolor que estaba sintiendo.

“… Chizuru”. Gritó su nombre.

Si él la llamaba, su voz podría alcanzarla. Entonces ella podría volver a aparecer ante él, como en el pasado cuando se conocieron. Tal vez incluso los dioses sintieran simpatía por este pobre hombre y le mostraran una pizca de misericordia.

Aunque no pudiera verla, al menos quería saber dónde estaba.

Incluso si ella había olvidado la promesa que hicieron de estar juntos y regresó al otro mundo, todavía quería saber si estaba a salvo.

Incluso… si hubiera sucedido lo peor, como muchos de sus amigos temían, y ella hubiera sido atacada por una bestia en la noche y pereciera sin que le quedara un solo hueso… Quería construirle una tumba, aunque sea una vacía. Y terminaría con su propia vida junto a ella.

Pero Lukrov no sabía nada todavía.

La única esperanza que tenía era la promesa poco confiable hecha por el Rey.

El Rey tenía un ‘Adivino’ en el castillo que afirmaba que sabía cuándo y dónde volverían a convocar a Chizuru y que posiblemente podría localizarla…

Aferrándose a la vana promesa y aferrándose desesperadamente al rayo de esperanza que se desvanecía de él, vivía como un cadáver viviente.

“Chizuru…”

Durante tres años, siguió llamándola por su nombre. Pero por mucho que la llamó, no hubo respuesta. El corazón de Lukrov estaba llegando a su límite y no podía soportarlo más.

Pero él todavía no sabía nada…

No sabía que este infierno continuaría por mucho tiempo, por lo que parecía ser una eternidad…

Durante catorce años, Lukrov tuvo que sobrevivir a este infierno de soledad.

AtrásNovelasMenúSiguiente

 

error: Content is protected !!