Saltar al contenido
Dark

SM-Capítulo 34

24/08/2021

No fue hasta semanas después que Seowon se enteró de lo que Kang-joon quería decir acerca de que no debía preocuparse por Dong-jin.

Estaban desayunando juntos, la televisión estaba encendida, sintonizaron las noticias, se mencionó un nombre familiar.

“Lee Chun-il, director ejecutivo de ELN, ha sido acusado de malversación de fondos de su empresa. La fiscalía ha comenzado una investigación, la suma asciende a 10 millones de yenes…”

“¿Lee Chun-il?”

Seowon se volvió para mirar la pantalla del televisor, se mostró una imagen de Lee Chun-il. Estaba siendo acusado de robar fondos de la empresa y depositar el dinero robado en un paraíso fiscal durante más de diez años.

Seowon se volvió hacia Kang-joon boquiabierta, pero él sólo echó un vistazo a las noticias y volvió a comer.

“¿Qué significa eso?”

“Lo que escuchaste”.

“¿Lo sabías?”

Kang-joon la miró y sonrió.

“¿Cómo podría haberlo sabido?”

“Oh, entonces…”

Seowon parecía confundida; estaba tan relajado que se preguntó si estaría bien que el futuro presidente de la empresa se mostrara tan indiferente ante tal incidente.

Cuando terminaron de desayunar, Seowon insistió nuevamente en el asunto.

“¿No es un gran problema para la empresa?”

Kang-joon comía lentamente una pieza de fruta antes de responder.

“Está bien, es solo el comienzo”.

Tomó un sorbo de su té negro y se secó la boca con una servilleta, se volvió hacia la televisión con fría indiferencia.

“Aún queda un largo camino por recorrer”.

Seowon se dio cuenta que él estaba preparado para esta situación. Se volvió para ver las noticias donde se estaba reproduciendo un videoclip de Lee Chun-ill y su jefe de personal, Choi Il-kwon.

‘Él hizo esto’.

Tenía la capacidad para manejar este tipo de situaciones con bastante rapidez y precisión, asegurando que Lee Chun-il no tuviera a dónde correr al involucrar a la oficina del fiscal y a los medios de comunicación.

“Entonces no me preocuparé demasiado”.

Respondió con una sonrisa y tomó un sorbo de su café.

Ella creía en él. Tenía una sonrisa suave en su rostro y sus ojos estaban llenos de confianza.

 

***

 

La situación en la empresa estaba sumamente agitada por lo sucedido. Mientras los otros departamentos se tambaleaban con las revelaciones, la oficina del Vicepresidente del ELN era una ciudadela tranquila en medio de la tormenta, pero el CEO Lee irrumpió desde los ascensores rompiendo la calma.

“¡Lee Kang-joon! ¡¿Dónde está Kang-joon?!”

Gritó mientras pasaba corriendo junto a las secretarías y se dirigía hacia las puertas de la oficina de Lee Kang-joon.

Park Sung-chul se paró frente a él de inmediato.

“CEO Lee, por favor mantenga la calma; el personal está mirando, así que trate de mantener un mínimo de cortesía”.

“¿Qué? ¡Hijo de…! ¿Cómo te atreves? ¿Parece que me preocupa parecer grosero? ¡Fuera de mi camino, ahora!”

“No puedo hacer eso, señor”.

La cara de Lee Chun-il se puso roja y gritó.

“¿Crees que no sé lo que hizo? ¡Fuera de mi camino!”

Empujó al señor Park a un lado.

Abrió la puerta de un tirón y vio a Lee Kang-joon sentado con las piernas cruzadas frente a su escritorio. De inmediato la ira en su interior estalló.

“Fuiste tú, ¿no?”

Le dijo acercándose a Kang-joon con una mirada enloquecida por la rabia.

“No recibí una advertencia preliminar de que vendrías, tío”.

“Todo esto es obra tuya, ¿no, Lee Kang-joon? ¡Para acabar conmigo!”

Lee Chun-il se detuvo ante el escritorio.

“Lo sé. Sé que hiciste esto. ¿Por qué diablos me hiciste esto?”

Kang-joon permaneció en silencio.

“¿Por qué hiciste esta locura?”

Kang-joon continuó mirando a Chun-il sin decir palabra mientras su agitación aumentaba.

“¿Cómo pudiste hacerle tal cosa a tu pariente? ¡A tu tío!”

Kang-joon se levantó de su silla, se acercó a Chun-il con su imponente tamaño le dedicó una mirada abrumadora

“¿Qué hice?”

Kang-joon estaba de espaldas a la luz del sol que entraba desde las ventanas del techo, los ángulos de su rostro proyectaban una imponente sombra, haciendo que Chun-il vacilara.

Este… este chico…

“Deberías haberte detenido cuando decidí ignorarte, pero obviamente no conoces la noción básica de no cruzar la línea”.

Sus ojos grises brillaron de forma opresiva.

“¡T-tú! ¿Me estás amenazando?”

Chun-il respondió con los dientes apretados.

“No hay razón para hacer amenazas, eso es solo para aquellos que tienen algo que ganar”.

Kang-joon sonrió.

“¡¿Qué?!”

Kang-joon miró los ojos hundidos de su tío.

“¿Creías que nunca lo descubriría?”

“¿De qué diablos estás hablando?”

“Que contrataste a criminales en los Estados Unidos para secuestrarme y sacarme de la jugada porque no podías colocar más espías en mi oficina”.

A Chun-il le tembló la mandíbula, pero respondió con indiferencia.

¿Qué? Kang-joon, ¿te pasa algo en la cabeza? ¿Finalmente has perdido la razón? Debido a lo que te pasó, tu mente se rompió. Es increíble que hayas podido vivir hasta ahora, pero esto… esto es demasiado”.

“Todas las pruebas se han entregado a la oficina del fiscal, por lo que será el juez el encargado”.

“¿Evidencia? ¿Qué evidencia?”

Sonreía burlonamente, pero no había risa en sus ojos, no podía ocultar su malestar.

“No puedes decir que no conoces a Kim Seong-ha, tío”.

Los ojos de Chun-il se agrandaron, Kim Seong-ha…

Nunca podría ser él. Esa persona huyó al extranjero para escapar de la persecución.

“Si mal no recuerdo, ¿era uno de sus secretarios? ¿Cómo podría prestar atención a una persona así? ¿Qué tiene que ver conmigo?”

Antes de que Seong-ha se fuera, puso un dispositivo de vigilancia en su móvil y en la habitación del motel en la que se había alojado. Si lo hubiera delatado, Chun-il se habría enterado.

“Kang-joon, creo que podrías necesitar una evaluación psiquiátrica por tus delirios tan excesivos”.

Kang-joon no mordió el anzuelo, sino que lo miró sin expresión. Los ojos brillantes de Chun-il parecían ansiosos y no podían mirarlo a los ojos; al ver que él no reaccionó a lo que se había dicho, sintió que sabía algo.

“Este tipo… Entonces, no tienes la intención de admitir nada hasta el final”.

“¡¿Qué debo admitir exactamente?!”

“Kim Seong-ha no se escapó; ha estado bajo mi protección.

Chun-il pareció horrorizado.

“Por supuesto, pasó todas las pruebas de tus tratos sucios, tío”.

Kang-joon le dijo amenazadoramente mientras su tío comenzaba a temblar.

 

***

 

“¿Sigues en viaje de negocios? Mamá está preocupada por ti”.

Sonrió torpemente ante la voz brillante que escuchó por teléfono”.

“Sí, lo siento, sé que ha pasado más tiempo esta vez”.

“No habías dicho que pasaría tanto”.

“No se suponía que fuera tan largo, pero el horario cambió. No se preocupe, volveré tan pronto como termine los asuntos que vine a realizar”.

“Bien. Incluso las personas ocupadas necesitan descansar y comer, así que cuídate”.

“Sí, te hablaré pronto”.

Kim Seong-ha colgó y miró los pisos donde solía vivir desde el auto. Su familia se había mudado ahí hace diez años y era un edificio antiguo, incluso en aquel momento. Sin embargo, le había encantado a la familia porque había suficiente espacio para todos y ya no tenían que moverse. En particular, su hermana mayor por una gran diferencia de edad, había estado saltando de felicidad por tener su propia habitación.

“Hermano, ¡tenemos nuestra propia casa y mi propia habitación! ¡¿No es asombroso?!”

Recordar la voz de su hermana hizo que se le endureciera la garganta. Hubiera sido bueno haber comprado un apartamento nuevo con un entorno limpio y elegante que ahora estaba de moda, pero había sentido que mudarse a un nuevo apartamento cada vez que le entregaba datos a Kang Hyun-tae, uno de los compañeros del CEO Lee Chun-il, habría sido sospechoso. Por lo tanto, nunca hizo grandes compras que pudieran denotar riqueza.

En cambio, salió a beber y comer con sus amigos en lugares agradables. Luego fueron a los salones de Gangnam, un lugar al que había anhelado ir. Nunca se dio cuenta de que sería una tontería. Había estado tan inmerso en los ojos de las mujeres bonitas que parecían celebridades. Nunca se dio cuenta de que el dinero, el costo de un apartamento, se estaba esfumando durante algunas noches de entretenimiento.

“Oh, querido, ¿me estás dando esto? ¡Eres el mejor!”

“Oh, Dios mío, ¿eso es mucho dinero? Entonces, ¿puedes comprarme esto?”

Gastó dinero como si fuera un heredero. Se volvió adicto a gastar dinero en las peluquerías. Cayó bajo la ilusión de que estaba saliendo con una hermosa mujer que parecía una celebridad.

Al principio, todo había sido realmente trivial. Recopilación de información menor de documentos que se habían tratado en la oficina del Vicepresidente, pero cuando se dio cuenta de que la cantidad de dinero que obtenía dependía del valor de la información que traía; empezó a calcular cómo podría conseguir más. Entonces, incluso transmitió detalles personales sobre Lee Kang-joon.

No se había dado cuenta.

El dinero que llegó tan fácilmente, se cortó de repente. Fue deshonrado en la empresa como espía, y pronto fue tirado por la misma mujer que había estado clamando por acostarse con él. Todo lo que quedó fue una investigación criminal.

Al darse cuenta de que iba a tener el estigma de un criminal en la cabeza cuando regresara con sus padres por el resto de su vida, su respiración se tensó por la ansiedad.

“No puedes seguir diciendo eso. No hay nada que puedas hacer, el asunto será investigado por la Fiscalía”.

“¡¿Fiscalía?! ¿Estás diciendo que podrían arrestarme?”

“¿Pensaste que podrías hacer algo tan grande, taparlo y marcharte como si nada?”

Todavía podía recordar el desprecio del jefe de seguridad, Seong-ha tembló. Era un espía que traicionó la confianza de sus empleadores.

“Pero no te preocupes, todo lo que tienes que decir es que lo hizo porque quería dinero y vendió la información a otra empresa. No hay evidencia para decir lo contrario. Haremos todo lo posible para asegurarnos de que esté terminado en la línea correcta, para que no haya nada malo de nuestra parte”.

Era demasiado tarde para darse cuenta de que había sido estúpido por haber creído en el director Kang Hyun-tae.

Su vida estaba arruinada.

Le hubiera gustado retirarse cuanto antes, pero había incumplido su contrato y terminó atrapado. Además, tendría que devolver todo el dinero que había recibido, pero le quedaba poco. El comentario de Lee Chun-il de que incluso vendiendo sus órganos y los de su familia no podría devolver todo lo que debía, era la cruel verdad.

No tuvo más remedio que convertirse en criminal.

Lo que mas lamentaba era no haber comprado una casa para su familia con parte de ese dinero.

‘Patético’.

Seong-ha soltó una risa burlona mientras miraba las ventanas de la casa de sus padres donde una luz cálida brillaba a través de las cortinas.

‘Este es el final de una persona que sucumbió a la codicia, pensó para sí mismo’.

Con una sonrisa irónica, puso en marcha el coche y abandonó el barrio en silencio.

Cuando regresó al motel destartalado en el que se alojaba, vio a un hombre familiar parado en el estacionamiento. En el momento en que se dio cuenta de quién era, su rostro se puso blanco.

En el estacionamiento del motel, Seong-ha se sentó en silencio en el asiento del pasajero del auto de Lee Kang-joon.

Después de lo que pareció una eternidad, dijo:

“Lo siento mucho”.

Después del incidente, Seong-ha no había visto ni escuchado de Lee Kang-joon. Se le había prohibido estrictamente ir a cualquier parte del ELN que no fueran las oficinas de seguridad y auditoría.

Solo había una razón por la que Lee Kang-joon había venido a buscarlo, y Seong-ha sintió una sed ardiente.

“¿Tienes algo más que decir?”

Le preguntó Lee Kang-joon

Seong-ha bajó la cabeza.

“Lo siento, señor”.

Él, que había engañado y traicionado a su jefe que confiaba en él, no tenía nada que decir. Mucha gente tiene secretos que nunca deberían ser revelados.

Lee Kang-joon se volvió para mirarlo. Encontrando su mirada, los ojos de Seong-ha vacilaron nerviosamente incapaces de corresponderle.

“El dinero a veces hace que la gente cometa locuras… , incluso una persona que no parecía que fuera a convertirse en esclava del dinero”.

Seong-ha estaba asustado, pero Lee Kang-joon simplemente lo miró con tristeza y dijo:

“A la gente le vuelve loca el no tener una idea de lo que les va a pasar cuando se agote, ese es el poder del dinero”.

Seong-ha no pudo soportar su mirada inquisitiva, así que miró hacia abajo.

“Entonces, ¿lo único que pensaste hacer cuando tuviste una ganancia inesperada fue ir a los salones de mujeres?”

Seong-ha miró hacia arriba, sorprendido.

“¡¿Cómo lo supo…?!”

“Si te vas a arrepentir de no haber ayudado a tu familia, deberías haber usado el dinero sabiamente, Kim Seong-ha”.

Seong-ha estalló en un sudor frío, pero Kang-joon no le dio ningún indulto.

“No estoy aquí para perdonarte”.

‘No quiero que me perdonen’.

“Pero si entregas todas las pruebas que conoce, me aseguraré de que no vaya a la cárcel”.

“¡No! Si hago eso, mi familia…”

¿De qué estaba hablando? Le habían dicho que si confesaba, él o los miembros de su familia podrían estar realmente en problemas.

“Casi puedo imaginar lo que estás a punto de decir, pero ¿crees que Lee Chun-il permitirá que te salgas con la tuya mientras tengas pruebas en su contra?”

“¿Eh…?”

De repente se dio cuenta de que se había estado engañando a sí mismo de que terminaría por confesar todo el asunto e ir a la cárcel. Sintió que la sangre abandonaba su cuerpo.

“Ja…ja… ¡Qué carajo…!”

“Entrégame todo lo que sabes y me aseguraré de que tu familia esté a salvo”.

Seong-ha volvió su mirada de pánico hacia Kang-joon.

“No tengo ninguna intención de dejar que te encuentren”.

“¿Por qué…?”

Seong-ha estaba confundido. Todo lo que Lee Kang-joon tenía que hacer era amenazarlo para que le diera lo que tenía, pero su método parecia ser más complicado.

Sabía que Lee Kang-joon se preocupaba por sus subordinados más de lo que parecía, pero también era muy astuto. No se dejaba llevar por las emociones humanas.

Entonces, ¿por qué? ¿Por qué estaba saliendo de su camino por un traidor como él?

“Si está de acuerdo, comuníquese con el Director Park tan pronto como esté listo. Asegúrate de usar una cabina telefónica en algún lugar que no esté cerca de aquí”.

Con eso, Lee Kang-joon encendió su auto y se volvió hacia Seong-ha.

Había estado mirando a Lee Kang-joon conmocionado, pero salió apresuradamente del auto.

Hizo una reverencia a Lee Kang-joon.

“Tenga un buen regreso”.

Al ver a Lee Kang-joon alejarse, Seong-ha apretó los puños mientras apretaba el puño.

 

***

 

“Kim Seong-ha fue enviado al extranjero después de entregar toda la información que tenía en su poder, tio. Por supuesto, tenía que hacer que pareciera perfecto, como si estuviera huyendo”.

Chun-il permaneció en silencio.

“En cuanto al secuestro, puede que no te hayan informado, pero han sido detenidos y han confesado todo. Eso también ha sido entregado a la oficina del fiscal, por lo que pronto te llevarán para interrogarte”.

Chun-il se echó a reír histéricamente, luciendo estupefacto.

“No digas más, Kang-joon”.

“Nos vemos en la oficina del fiscal”.

Chun-il continuó con su risa histérica.

“¡No hables!”

Se reía con tanta fuerza que su rostro con papada estaba sonrojado.

“¡¡¡No hables más!!!”

Algo pareció romperse.

Kang-joon continuó mirándolo sin simpatía.

“¿Es esto cierto?”

En la puerta, estaba Dong-jin de pie con una expresión desesperada en su rostro.

“Padre, lo que acaba de decir Kang-joon; ¿es verdad?”

Dong-jin había escuchado que su padre estaba discutiendo con Kang-joon y había venido corriendo. Lo había escuchado todo, mientras miraba la espalda de su padre con los puños apretados.

“Padre…”

Los puños de Chun-il estaban tan apretados que crujieron audiblemente. Cuando no respondió, Dong-jin se volvió hacia Kang-joon.

“Kang-joon, ¿es todo esto cierto?”

Kang-joon no respondió.

“Lo sé, no eres de los que mienten. No harías algo así sin pruebas”.

Él se rió sin alegría.

“¿Por qué? ¿Por qué harías esto, padre?”

Le preguntó Dong-jin temblorosamente.

Chun-il cayó contra el escritorio.

“¡Fue todo por ti! ¿No te das cuenta de que tu padre tuvo que hacer esto porque no tenías suficiente poder para ganar contra Kang-joon?”

“¿Por mí?”

Había un contraste grotesco entre el pálido rostro de Dong-jin y el rojo de Chun-il.

“¡Eres mejor que él! ¡Pero, aun así, no podrías superar a este niño mentalmente enfermo! Entonces, terminé haciendo todo eso para ayudarte. ¡Eres un tonto sin habilidad!”

Aunque había escuchado toda esa palabrería muchas veces de Chun-il cuando estaba enojado con él, Dong-jin no pudo soportarlo más.

“Y por eso, ¿amenaza con matar a una persona? ¿Secuestro? ¿Estás loco?”

Pero la tristeza de su hijo no rompió la locura de Chun-il.

“¿Estoy loco? ¡Cómo te atreves…!”

“¡Suficiente! Pueden entrar ahora”.

Kang-joon indicó en dirección a la puerta y entraron policías.

“Somos la policía, señor Lee Chun-il, está detenido”.

“¡Po-policía!”

Chun-il miró a los hombres mientras le mostraban la orden de arresto y rápidamente lo esposaron.

“Le informamos que su conversación ha sido grabada como prueba fáctica. Tienes derecho a permanecer en silencio, tienes derecho a un abogado, si no tienes uno, se le designará un abogado”.

Se miró las manos esposadas con incredulidad.

“¡Esto es una conspiración! ¡Kang-joon, bastardo! ¡Hijo de puta! ¡Te mataré! ¿Crees que te dejaré salirte con la tuya? ¡Te mataré! ¡Te mataré!”

Le gritó mientras lo arrastraban fuera de la oficina.

“Lo… lo siento, Kang-joon”,

Dong-jin habló con voz ronca, sus hombros colgaban abatidos mientras salía de la oficina.

Cuando todos se habían ido, entró el señor Park.

“¿Estás bien?”

“Sí, estoy bien”.

“Serás interrogado durante el progreso de la investigación”.

“Lo sé”.

Park Sung-chul lo miró preocupado. Incluso si hubiera estado preparado, no podía imaginar cómo se sentiría Kang-joon acerca de que su propio tío quisiera matarlo.

“Me encargaré de la prensa, pero creo que debería alejarse del trabajo por el momento”.

“No, estoy bien, me voy a casa. Llámame si sucede algo importante”.

“Sí señor”.

Kang-joon se fue.

 

***

 

“Estás de vuelta”.

Lo saludó en la puerta con una sonrisa cuando regresó a casa antes de lo habitual.

“Seowon”.

Llamó cansado mientras la tomaba en sus brazos y la abrazaba con fuerza.


1 capítulo mas de lo principal y nos vamos a los extras, traigo en un rato el final porque este estuvo corto

 

AtrásNovelasMenúSiguiente

error: Content is protected !!