Saltar al contenido
Dark

SM-Prólogo

29/01/2021

El mundo se inundó; había estado lloviendo todo el día.

‘Lloviendo todo el dia…’

Seowon miró por las ventanas del piso al techo de la oficina. Podía ver su reflejo en los cristales. Ella era alta y desgarbada. Sus ojos color avellana eran claros y brillantes detrás de las gafas de marco grueso que descansaban sobre una nariz respingona. Llevaba el pelo cortado de forma masculina y vestía un traje oscuro. Regresó a la habitación.

Se encontraba en la oficina del vicepresidente del ELN, Lee Kang-joon, que era una de las pocas oficinas en el último piso del rascacielos que albergaba la sede del ELN. La oficina fue decorada con buen gusto y con la más alta calidad para informar a todos los asistentes que esta era la oficina del sucesor del ELN; una empresa que actualmente domina en los rankings. Las paredes y el piso eran de mármol gris y blanco claro, las ventanas y los muebles de vidrio eran de vidrio templado, otros muebles y decoraciones habían sido elaborados por artesanos de primera clase.

La habitación reflejaba la imagen perfeccionista de su ocupante principal. Lo habían apodado ‘La Espada’ por su mente aguda, mirada aguda y actitud despiadada hacia los demás. Estar en su oficina la inquietaba; había una sensación de disparidad. Aunque venía aquí todos los días, le costaba adaptarse. Ella siempre quiso irse lo antes posible.

Seowon dejó el informe sobre el gran escritorio y se volvió para marcharse.

La puerta se abrió. Su cuerpo se puso rígido.

“¿Te asusté?”

El vicepresidente Lee miró a Seowon con frialdad. En el mundo de los negocios, era conocido como un hombre de apariencia perfecta y carisma.

Seowon respiró hondo y miró hacia arriba para encontrarse con su mirada.

“No me di cuenta de que había regresado. Lo siento, sabía que había vuelto, así que me sorprendió un poco”.

Seowon trató de reprimir la tensión instintiva que se construyó dentro de ella cuando su mirada penetrante cayó sobre ella.

“Acabo de colocar el informe comercial Thawed sobre su escritorio. Entonces, me iré primero”.

Cuando ella dio un paso adelante, él se interpuso en su camino.

“Secretario Han”.

Él llamó.

Debido a que estaba demasiado cerca, Seowon instintivamente dio un paso atrás.

“Sí, vicepresidente.”

Se sintió incómoda esa cercanía, pero ella se mantuvo firme para que él no la viera temblar. Ella lo miró a él; pensó que sus ojos gris oscuro eran más carnívoros de lo habitual.

Los labios del vicepresidente Lee se curvaron peligrosamente cuando dijo: “Ha sido muy divertido hasta ahora”.

“¿Qué quieres decir con … oh!”

Gritó cuando sus grandes manos la atrajeron hacia él con rudeza. El botón en la parte superior de su camisa saltó por la fuerza de su agarre.

Seowon luchó por soltarse de su agarre, pero el agarre de Kang-joon era muy fuerte,

‘¡Vicepresidente!’

¡¿Qué demonios es esto?!

Lee Kang-joon la ignoró y fijó la mirada en la piel expuesta por el botón que faltaba.

¡Mierda!

‘¡Ah!’ gritó mientras Kang-joon la empujaba contra una pared, con fuerza. Levantó los brazos contra la pared. La miró fijamente, inclinando la cabeza.

‘¿Qué es esto?’

El corazón de Seowon se enfrió y comenzó a latir fuerte y rápido en su pecho, y su respiración se aceleró. En ese momento, un pensamiento se deslizó en la cabeza de Seowon,

Seguramente no … No, posiblemente no podría. La sospecha llenó su cabeza.

No puede ser. No puede ser

Reprimiendo su agitación, reunió sus fuerzas y le devolvió la mirada.

“Han Do-won…”

Dijo mientras la sostenía fríamente contra la pared, ella podía escuchar su camisa rasgándose.

“¿Por qué estás haciendo esto?”

Exigió con tanta calma como pudo reunir: “Suéltame ahora mismo”.

“¿Qué estoy haciendo?”

Kang-joon se rió burlonamente.

Realmente no podría ser …

El corazón de Seowon comenzó a latir como loco cuando Kang-joon acercó su hermoso rostro al de ella.

“¿De verdad pensaste que no lo sabría?”

“Qué…?”

La mirada de Seowon tembló

“Te he pillado”.

Seowon se mordió el labio; sintió como si estuviera cayendo por un agujero negro.

¡¿Cómo pudo haber sido él?!

Al ver su rostro ceniciento, le dedicó una sonrisa cínica.

“Entonces, dímelo; ¿Por qué me engañaste?”

Seowon permaneció en silencio.

Su expresión se volvió temible.

“Si tienes boca, dilo, a menos que quieras enojarme”.

Su tono era cruel, sin piedad.

Al mirar el rostro enojado de Lee Kang-joon, Seowon de repente se sintió débil.

Se terminó.

Todo ello.

 

Ella estaba acabada.

___

Uff este prólogo me mato. Primero que nada gracias a Judy por su donación de esta novela, Yree se quedó picada con esta peor el traductor en inglés la escondió en Discord y ni invitaciones hay, y pues aquí concediendo su deseo culposo, un cap y ya estoy adicta, espero les guste

Judy te amamos, tu donación es de las cosas mas felices en la semana

 

NovelasMenúSiguiente

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: