Saltar al contenido
Dark

TMSMT- Capítulo 23 – Dejó a mi madre sin aliento

12/12/2021

El director realmente había hecho todo lo posible para lanzarles una bola curva. Cuando apareció el cuarto modismo en la pantalla, Gu Wei podía jurar que vio una sonrisa de suficiencia en el rostro del director.

‘¿Atar el nudo?’

El primer pensamiento de Gu Wei fue que, casualmente, él y Jiang Xun tenían una relación que, en algún momento, podría haber terminado fácilmente en esa dirección si las cosas tomaban un rumbo equivocado en alguna parte. Pero ese era un secreto que no podía dejar escapar en un reality show.

‘Entonces, ¿cómo se suponía que iba a describir esto?’

Los estaban filmando y su padre ya había cancelado el compromiso. Incluso Jiang Xun podría no haber podido adivinar su significado si Gu Wei hizo una referencia a ellos dos.

El temporizador se redujo a sus últimos diez segundos. El director preparó alegremente un gong, preparándose para darle un estruendo resonante para celebrar el miserable fracaso de los concursantes.

Sin embargo, fue en ese momento que Jiang Xun, de espaldas a la pantalla, notó una expresión evasiva en el rostro de Gu Wei. Hace solo un segundo, Gu Wei había estado rebosante de emoción y entusiasmo. Y ahora parecía todo tímido y cauteloso nuevamente, solo echó un rápido vistazo a Jiang Xun antes de volver a mirar hacia otro lado con la misma rapidez.

Este tipo de expresión… Jiang Xun la había visto antes. Fue cuando atrapó a Gu Wei en ese pequeño camerino con él, donde se burló un poco de Gu Wei llamándolo ‘pequeño novio’.

‘¿Cuál podría ser el modismo? ¿Qué modismo provocaría una reacción como esa en Gu Wei?’

‘Teniendo en cuenta los acontecimientos recientes, podría ser… no, no podría. ¿Podría?’

“¿Atar el nudo?” se arriesgó Jiang Xun.

Gu Wei no dijo nada.

Se escuchó un fuerte sonido metálico cuando el director dejó caer el mazo en su mano. El director juntó las manos del presentador entre las suyas y gritó: “¿Era demasiado fácil? ¿Cómo podían adivinarlo con solo mirarse el uno al otro?”

“No, no lo era”, aseguró el presentador, dándole una palmada en el hombro al director. Claramente, estos dos concursantes eran demasiado extraños y desconcertantes. Si hubieran podido comunicarse únicamente a través del contacto visual todo el tiempo, entonces simplemente no había forma de que el Director Zhang los hubiera dejado perplejos.

La emoción de la victoria consumió a Gu Wei, y al instante se olvidó de la inquietante sensación que le había dado este cuarto modismo. Sin pensarlo más, saltó hacia adelante y se lanzó a los brazos del socio confiable que estaba frente a él, envolviendo una vez más a Jiang Xun en un fuerte abrazo.

“Ge, eres demasiado bueno”, dijo entusiasmado. En esa posición, presionó su rostro contra la curva del cuello de Jiang Xun mientras lo elogiaba.

Jiang Xun aprovechó esta oportunidad para rodear a Gu Wei y hacerlo girar en círculos.

Cuando Gu Wei levantó su cabeza notó que el director y el anfitrión susurraban entre sí. Por lo que antes de que pudieran de que ellos pudieran idear otros giros extraños, condujo rápidamente a Jiang Xun hacia la salida. “¡Ge, vamos!”

“Como desees”, dijo Jiang Xun y se marchó con Gu Wei aún en sus brazos, como unos recién casados.

Y en el camino, no se olvidaron de recoger su recompensa, una pista para completar una tarea.

Sus camarógrafos rápidamente los persiguieron, decididos a no perderlos de vista. Así, el director y el presentador se quedaron atrás, todavía estupefactos por este desconcertante juego de charadas.

‘¿Qué diablos acaba de pasar? ¿Por qué Jiang Xun se había ido con uno de sus estimados invitados, como un rufián que secuestra a una novia el día de su boda?’

El director Zhang miró fijamente la lista de desafíos cuidadosamente trazados en sus manos. Cuando de repente recordó que, no hace mucho, parecía haber escuchado a su querida amiga Song Jingxi mencionar algo sobre… organizar un matrimonio para su hijo Jiang Xun.

‘Pero no había manera. Tal coincidencia no podría suceder… ¿verdad?’

Jiang Xun y Gu Wei, finalmente liberados del edificio de la escuela, corrieron hacia el campo deportivo. Dos de los otros participantes que ya habían completado sus tareas y estaban esperando afuera, saludaban a Jiang Xun y a Gu Wei desde la pista de atletismo.

Cuando respondió la primera serie de preguntas, Gu Wei ya había adivinado que los otros dos concursantes serían Bei Ke y Qian Yining. Por lo que no le sorprendió en absoluto verlos a los dos saludándolos a él y a Jiang Xun desde la pista. La única parte que encontró desconcertante fueron los vestuarios que se habían visto obligados a usar.

El sorprendente actor Bei Ke aparentemente había dibujado el papel de un conserje. Llevaba una gorra con la palabra ‘LIMPIADOR’ impresa en la parte delantera y llevaba un trapeador sobre uno de sus hombros, lo que arruinó por completo su habitual apariencia elegante y suave.

La estrella del pop Qian Yining fue aún más desafortunada. Le habían dado el papel de “belleza escolar”, y el programa había elegido una minifalda escandalosamente corta para que se la pusiera, junto con una diadema de flores de plástico.

Al parecer, el programa ya los había puesto en aprietos a ambos, porque estaban absolutamente eufóricos de ver a sus compañeros de programa.

Pero Gu Wei no tenía ganas de dar más abrazos amorosos y…

“Ge, puedes bajarme ahora”, susurró Gu Wei.

Los dos solamente se habían concentrado en su alegre escape del edificio de la escuela. Por lo que ninguno había señalado, hasta el momento, que Jiang Xun todavía llevaba a Gu Wei en sus brazos.

Gu Wei lanzó una mirada ansiosa a las cámaras que los rodeaban y rápidamente instó a Jiang Xun a que lo bajara.

“¡Dios Xun!” exclamó Qian Yining. Parecía especialmente emocionada de ver a Jiang Xun cuando los cuatro concursantes se encontraron. “¡Cuando estaba respondiendo a esas preguntas de la trivia, no podía creer que fueras uno de los concursantes! Nunca pensé que un reality show de mala calidad pudiera contratarte como invitado”.

“He visto tu trabajo”, agregó Bei Ke, refiriéndose a los dramas televisivos en los que Jiang Xun había actuado cuando era pequeño.

“No hablemos de eso”, respondió Jiang Xun con una carcajada. “Mi madre utiliza esos viejos materiales para burlarse de mí todo el tiempo”.

Debido al tormento que habían sufrido por parte del director, los cuatro invitados sintieron instantáneamente una sensación de camaradería entre ellos a pesar de que no habían trabajado juntos antes.

Qian Yining se acercó sigilosamente a Gu Wei y charló incesantemente. “No puedo creer que por fin te conozco en persona! He sido una fan de T.ATW por mucho tiempo. Cuando el grupo surgió en una de las preguntas que respondimos antes, no pude parar de preguntarme cuál de ustedes aparecería en el programa “.

Tenía una edad cercana a Gu Wei, por lo que una vez que empezaron a charlar, su conversación parecía no tener fin.

Sin decir una palabra, Jiang Xun extendió su mano y acercó a Gu Wei un poco más hacia él, al mismo tiempo que ponía un poco más de distancia entre Gu Wei y la chica que también llevaba el uniforme escolar.

Gu Wei no pareció notar el sutil acercamiento, e incluso se acercó instintivamente un poco más a Jiang Xun por voluntad propia mientras seguía charlando con Qian Yining.

“En realidad”, dijo Gu Wei, “no soy el único que vino de mi grupo. Hay un integrante más, pero aún no lo he encontrado”.

En la cafetería, Shi Xinyan de T.ATW, quien había sido forzado por los malos directores del programa a vestirse como una sirvienta, estaba fregando frenéticamente ollas y sartenes.

“¿Puedo irme ya?” suplicó.

Gu Wei todavía lo estaba esperando, después de todo Shi Xinyan había prometido cuidar de su bailarín principal.

“El director dice que estamos agregando cincuenta platos a su tarea”, dijo el despiadado anfitrión que lo vigilaba.

“Porque tu compañero de grupo, simplemente ‘me dio tal impresión que dejó a mi madre sin aliento'”. Esas fueron las palabras exactas del director”.

Shi Xinyan emitió un sonido de desconcierto e impotencia. ‘¿Qué tenía que ver Weiwei con que la madre de alguien se quedara sin aliento?’

‘Además, algo así simplemente no sucedería. Weiwei era un chico tan bueno, tan amable, tan bien educado. Que nunca le causaría problemas a nadie’.

AtrásBLMenúSiguiente

 

error: Content is protected !!