Saltar al contenido
Dark

TMSMT- Capítulo 34 – ImágenesAmarillas.zip

19/12/2021

El primer instinto de Gu Wei fue guardar su teléfono celular bajo su manga, pero Jiang Xun estaba un paso por delante de él. Se dio cuenta de los movimientos de Gu Wei y rápidamente lo agarró por la muñeca.

Instintivamente, Gu Wei se liberó y se acurrucó en una pequeña bola defensiva en la silla de Jiang Xun.

“No puedes mirar”, dijo Gu Wei, apretando su teléfono celular contra su pecho. “No es nada. No viste nada”.

“Oh, ¿no quieres que mire?” Jiang Xun dejó la tablet y con total naturalidad se inclinó para comenzar a hacerle cosquillas a Gu Wei.

El estómago de Gu Wei siempre había sido un lugar sensible y extremadamente, extremadamente delicado de su cuerpo. Tan pronto como Jiang Xun lo tocó, se retorció y se rió impotente, todavía tratando desesperadamente de mantenerse acurrucado mientras escondía su teléfono.

“Me equivoqué”, dijo entre dientes, suplicando débilmente por perdón.

“Me equivoqué antes”, dijo Jiang Xun. “No eres un chico bueno en absoluto, eres un mocoso travieso. Pasas unos días sin que te enseñen una lección y olvidas todas las antiguas lecciones que te habían enseñado”.

Pedir perdón no fue muy eficaz. Gu Wei había admitido dulcemente sus malas acciones demasiadas veces, y Jiang Xun ya se había vuelto inmune a esas tímidas disculpas.

Cuando Jiang Xun dijo eso , Gu Wei no pudo evitar pensar en el incidente de hace poco tiempo. El incidente en la parte trasera de la camioneta de Jiang Xun. Instantáneamente se agarró a los apoyabrazos de la silla con ambas manos, agarrándose desesperadamente y negándose a moverse.

El único pensamiento en su mente era que no podía ser derribado y golpeado por segunda vez.

Jiang Xun se dio cuenta instantáneamente de cuál era el objetivo de Gu Wei. Envolvió sus brazos alrededor de la cintura de Gu Wei y comenzó a levantarlo de la silla. “Creo que te estás volviendo más y más valiente, Pequeño Gu”.

En el ligero frío de principios de otoño, Gu Wei solo había usado un suéter de lana en la parte superior del cuerpo. Ese suéter de lana, en la lucha con Jiang Xun, se alteró con demasiada facilidad. Subió desde la cintura de Gu Wei, exponiendo la piel pálida de su vientre y sometiéndolo a un escalofrío de la habitación. Pero luego, las yemas de los dedos de Jiang Xun rozaron inadvertidamente su piel desnuda, dejando rastros de calor a su paso.

Las súplicas de Gu Wei por perdón se habían convertido en suaves gemidos. Estaba preocupado únicamente por proteger su teléfono y apenas notó que el abrazo de Jiang Xun se hacía un poco más fuerte.

Estaban tan enredados en su pelea que apenas se dieron cuenta cuando uno de los compañeros de equipo de Jiang Xun entró por casualidad en la escena que estaban haciendo.

“Oh”, dijo West. “Ustedes están ocupados”.

Agitó su mano y retrocedió. “Volveré más tarde”.

Retrocediendo hacia la habitación lateral, gritó: “¡Entrenador! ¿Qué tal si nos da un poco más de entrenamiento?”

Cuando Gu Wei escuchó todo eso, instantáneamente se dio cuenta de que, a los ojos de un transeúnte, la pelea de él y de Jiang Xun podría fácilmente malinterpretarse como algo completamente diferente. Solo se distrajo con esa comprensión por una fracción de segundo, pero eso fue lo suficientemente largo para que su teléfono celular cayera en las malvadas garras de Jiang Xun.

Antes de que Gu Wei pudiera volver a sus sentidos por completo, Jiang Xun tomó su mano derecha y usó su huella digital para desbloquear el teléfono.

El apodo que le había dado a Jiang Xun y el registro de chat del chat grupal de T.ATW fueron expuestos sumariamente.

Junto al conocido avatar de pikachu, el apodo que decía ‘Adulto Indecente’ fue presentado descaradamente a Jiang Xun.

“¿’Adulto Indecente’?” Jiang Xun se rió y agitó el teléfono celular hacia Gu Wei. “¿Entonces, qué eres?”

Gu Wei se echó hacia atrás y lo pensó por un momento. “¿Un adulto puro?”

Aunque ambos eran homosexuales, Gu Wei nunca había tenido esos pensamientos lascivos y retorcidos que parecían llenar la mente de Jiang Xun.

“No está mal”, dijo Jiang Xun, dándole a Gu Wei una mirada deliberada. “El pequeño Gu ha aprendido a responder”.

Gu Wei estaba a punto de replicar cuando Jiang Xun levantó su mano y pellizcó su mejilla.

“Vuélvelo a cambiar por mí”, exigió Jiang Xun.

“¡Lo cambiaré, lo cambiaré! Lo cambiaré ahora mismo”. Gu Wei asintió frenéticamente y extendió su mano para reclamar su teléfono celular.

“Espera”, dijo Jiang Xun, cambiando repentinamente de opinión. Levantó el teléfono en alto, lejos del alcance de Gu Wei.

Gu Wei, todavía sentado en la silla de juego de Jiang Xun, solo podía mirar inocentemente a Jiang Xun.

“Quédate quieto”. Jiang Xun palmeó el hombro de Gu Wei con la otra mano. “Lo cambiaré por ti”.

Gu Wei no tuvo más remedio que quedarse quieto hasta que Jiang Xun finalmente le devolvió su teléfono.

Miró el nuevo apodo que había reemplazado el que le había dado a la cuenta de Jiang Xun. Ya había admitido que estaba equivocado. No debería haberle dado al meme ese apodo poco halagador, y definitivamente no debería haber dejado que el meme viera el apodo poco halagador.

Jiang Xun simplemente tenía una forma de averiguarlo todo .

“Esto… es objetivamente falso”, protestó Gu Wei débilmente.

“Entonces esperaré a que pongas un poco de esfuerzo y lo hagas objetivamente cierto”, dijo Jiang Xun.

Gu Wei guardó silencio.

‘¿Por qué este meme de reacción era tan irrazonable?’

‘Decidió fingir vivir con eso por ahora. Siempre podía volver a cambiarlo más tarde cuando el meme no estaba mirando’ .

Después de todo, Gu Wei pensó que si era muy, muy rápido al respecto, Jiang Xun nunca lo sabría.

“¿Duele?” Preguntó Jiang Xun. En su pelea anterior, inadvertidamente había dejado una leve marca roja en la muñeca de Gu Wei.

“No”, dijo Gu Wei, sacudiendo su cabeza. Luego, agregó, “Ge, ¿todavía no necesitas hacer una transmisión en vivo?”

Ya eran las once y media de la noche. La notificación de la próxima transmisión de Jiang Xun ya se había publicado durante mucho tiempo.

“Haz un poco de matemáticas y cuenta cuántos de tus pequeños crímenes ya he perdonado”, sugirió Jiang Xun. Movió a Gu Wei a un lado, con silla y todo, y tomó otra silla para usar.

“Entonces, deberías perdonarme una vez más”, dijo Gu Wei. Había cometido tantos “pequeños delitos” a estas alturas que estaba empezando a aprender a regatear sobre cuál debería ser su castigo.

“En tus sueños”. Jiang Xun inició sesión en su transmisión y tomó un paquete de bocadillos, lo abrió antes de pasárselo a Gu Wei. Pero su tono seguía siendo feroz mientras continuaba, “Un día, vas a pagar por todos tus errores, incluso si pagas hasta llorar”.

‘Un día. Bueno, “un día” no fue hoy. Gu Wei pudo relajarse’.

Desde que descubrió que el meme de reacción realmente no era una persona terrible, Gu Wei se había vuelto más y más valiente.

“¿Quieres uno?” Preguntó Jiang Xun, recogiendo una de las pequeñas naranjas de su escritorio. Kumachan había traído un montón de ellas de casa, y todos tenían algunos en su escritorio, pero nadie había comido la suya todavía.

Tan pronto como Jiang Xun terminó de pelar la naranja, una mano se acercó a su lado y hábilmente robó la naranja, reemplazándola con un caramelo de la bolsa de bocadillos que había abierto antes.

“Ah…” Gu Wei contrajo su rostro, entrecerrando sus ojos hasta que estuvieron casi cerrados. “Es tan amargo”.

Jiang Xun miró a Gu Wei, y solo una palabra pasó por su mente:

‘Mimado’.

El pequeño príncipe mimado en cuestión no parecía tener conciencia de lo que lo rodeaba mientras se frotaba sus mejillas y continuaba quejándose de lo amarga que había sido la naranja.

Todavía sostenía el té con leche y los bocadillos que Jiang Xun le había dado, y solo miró con curiosidad cuando vio a Jiang Xun agarrar su teléfono antes de que comenzara la transmisión. Vio cómo Jiang Xun abrió WeChat, interrumpió su conversación con Jiang Ying y envió un archivo comprimido.

Gu Wei tarareó inquisitivamente.

Al otro lado de la ciudad, Jiang Ying acababa de terminar de filmar una escena nocturna. Había estado rodando en el barro durante mucho tiempo, y estaba absolutamente cubierto de suciedad cuando su asistente le entregó su teléfono, mostrando un nuevo mensaje de Jiang Xun con lo que parecía un archivo .zip adjunto.

⟬100K voltios: ImágenesAmarillas.zip⟭

⟬Cangrejo de garras grandes: ¡Mierda!⟭

⟬Cangrejo de garras grandes: ¡Gracias, hermano!⟭

Jiang Ying felizmente guardó su teléfono en su bolsillo y encontró un rincón apartado del set donde podía abrir los archivos.

Una inundación interminable de amarillo llenó la vista de Jiang Ying mientras descomprimía el paquete. En un abrir y cerrar de ojos, su teléfono se convirtió en el hogar de literalmente cientos de nuevas imágenes de pikachu sin marca de agua en alta definición.

Al mismo tiempo, recibió un segundo mensaje de Jiang Xun—

⟬100K Voltios: Claramente, no hay problema.⟭

Jiang Ying estaba desconcertado.

 

AtrásBLMenúSiguiente

 

error: Content is protected !!